Mentiras al descubierto

Hace mucho que no leía un libro de principio a fin en pocas horas. Ayer por la madrugada, en el perfecto silencio de la noche, comencé a leer “Un daño irreparable”, de la Dra. Laurie Ann Ximénez-Fyvie.

Avatar del

Por: Enrique Gómez Orozco

Hace mucho que no leía un libro de principio a fin en pocas horas. Ayer por la madrugada, en el perfecto silencio de la noche, comencé a leer “Un daño irreparable”, de la Dra. Laurie Ann Ximénez-Fyvie. Científica del Laboratorio Molecular de la UNAM y doctora en ciencias por la Universidad de Harvard.

No pude dejar el libro hasta las 4 a.m. La narración de lo que ella llama “La criminal gestión de la pandemia en México”, es un recuento de dichos y hechos del Dr. Hugo López-Gatell y el presidente López Obrador. Las mentiras, ocurrencias e ignorancia frente a lo que vendría son relatadas con una narrativa ágil y contundente por las citas textuales de los desatinos del Presidente y su Subsecretario.

La abundancia de material que dieron en las mañaneras y en los reportes diarios sobre el avance de la epidemia, hizo fácil que la Dra. Ximénez-Fyvie llegara a una conclusión escalofriante: por ignorancia y demagogia se abandonó la tradición científica de las instituciones y se dejó a la población caer en las garras del Covid-19.

El libro se publica el 11 de enero, y por su gran difusión, se convierte en la primera publicación, con bases sólidas, que muestra el fracaso de la estrategia del Gobierno. Desde la subestimación del poder mortífero del virus, hasta las ocurrencias absurdas como el “detente” y los amuletos de López Obrador o el absurdo de no poner ejemplo con el cubrebocas.

Lo que más llama la atención del texto son las mentiras, inexactitudes y políticas absurdas del Subsecretario de Salud. El nuevo virus “menos peligroso que una gripe”; podríamos abrazarnos e ir a comer a un restaurante según el Presidente; el proyecto de información “Centinela” nos daría luz para evitar la infección. El semáforo era un invento nacional que otros países deberían de copiar. México era ejemplo mundial en el tratamiento de la enfermedad. “La curva se ha aplanado”, “la curva cede”, “los hospitales tienen capacidad”.

Otra gran mentira fue que las pruebas masivas no eran necesarias ni el cubrebocas era útil, “no está probado su valor” decía López-Gatell porque a su jefe, el Presidente, no le gustaba ni sanitizar sus manos o usar el barbijo. La Dra. Ximénez nos lleva de la mano por la historia de la pandemia en el mundo y en México. Hace comparaciones claras sobre cuáles países tuvieron éxito y cuáles fracasaron. Es algo que sabíamos, pero era necesario tenerlo en un compendio de información y datos ciertos.

La estrategia fracasó. La catástrofe sería llegar a 60 mil muertes. Llegamos a 150 mil este fin de semana, y si vemos los datos del científico matemático Arturo Erdely, el exceso de fallecimientos en el 2020 fue de más de 300 mil. El profesor doctorado en matemáticas y maestro de la UNAM encontró falsedad en los “otros datos” gubernamentales. La Dra. Ximénez nos introduce al trabajo de científicos que le ayudaron a comprender lo que sucedía en realidad como el Dr. Erdely. “El daño irreparable” nos adentra en un mar de noticias, entrevistas, declaraciones y contradicciones de López-Gatell y el propio Presidente.

Mientras escribo estas líneas, surge la noticia de la infección del Presidente. En Twitter el Mandatario anuncia su reclusión y dice que está optimista. En esa red hay una innumerable cantidad de apoyos y críticas. Muchos rezan por Andrés Manuel, muchos no creen en el contagio porque lo más razonable es que estuviera vacunado por la importancia de su cargo. Una audiencia dividida defiende o agrede, apoya o se burla del “detente”, la “fuerza moral” del Presidente y otras chabacanerías.

El libro de Laurie Ann significa una postura contestataria frente al poder. Un ejercicio de libertad y valor ciudadano. Será lectura obligada y sin duda un parteaguas para juzgar, con ciencia el presente y el futuro inmediato del país. (Continuará)

Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?