Opinión

México libre

En estos días el INE, el Instituto Nacional Electoral, dictaminó sobre las peticiones de algunas instituciones políticas, que desean convertirse en partidos políticos y con ello, entrar a la contienda electoral y gozar las mieles del presupuesto público.

Avatar del

Por: José Luis Palacios Blanco

En estos días el INE, el Instituto Nacional Electoral, dictaminó sobre las peticiones de algunas instituciones políticas, que desean convertirse en partidos políticos y con ello, entrar a la contienda electoral y gozar las mieles del presupuesto público. Las mediciones nacionales disponibles, arrojan que una mayoría clara de ciudadanos, cercana al 80%, rechaza el que haya más partidos políticos; no solo porque consumen recursos públicos, sino -porque a pesar de tener derechos para hacerlo-, representan pulverización del voto dada su diversidad ideológica y la sociedad mexicana no considera agreguen valor a la vida política.

En estos días, el Congreso de la Unión, dominado por Morena, discutirá un gran tema nacional: la reducción de las prerrogativas electorales que se entregan a los partidos y que representan una gran sangría presupuestal en tiempos de gran escasez. Ojalá sea aprobada esta iniciativa de Morena y se logre reducir estos gastos que son onerosos para un País que tiene tantas necesidades. Aumentar el número de partidos políticos nos llevará también a mayor gasto público innecesario.

La Comisión de Prerrogativas del INE llevó al Consejo General la conclusión de que sólo dos de siete organizaciones que solicitaron su registro como partido político lo obtengan, pues consideró que cumplen los requisitos de número de asambleas y mínimo de militantes, así como los criterios que el INE tiene a partir de la ley. México Libre y Encuentro Solidario son las que se convertirán en nuevos partidos y son éstos en realidad, reciclados de partidos ya existentes; el primero del PAN al escindirse de él la familia Calderón y el segundo en realidad es el PES (Partido Encuentro Social) que perdió el registro.

Los que se quedaron en el camino, fueron Grupo Social Promotor de México, Redes Sociales Progresistas y Fuerza Social, este último, relacionado con la CATEM de Pedro Haces, y Redes Sociales Progresistas, reciclado del Partido Nueva Alianza de la impresentable Elba Esther Gordillo, pues no cumplieron con uno de los dos requisitos de asambleas y número mínimo de afiliaciones válidas (por anulaciones relacionadas con irregularidades).

Lo que tienen en común los dos nuevos partidos políticos, es que tienen una ideología conservadora; el primero, además, representa los intereses de la familia Calderón y serán cobertura política para Felipe y el segundo, se plegará seguramente al bloque político de Morena. En la votación del 2018, de los 30 millones de votos que obtuvo AMLO, una tercera parte fue voto de quienes inercialmente no votan por la izquierda, pero que, proviniendo del centro y de la derecha, decidieron votar por un cambio político como el que prometió AMLO. Algunas de las consecuencias del surgimiento de México Libre, es que canalizará parte del voto que inercialmente ha tenido el PAN con las clases medias y altas.

En los sondeos de opinión que se han dado a conocer a nivel nacional, las preferencias electorales por partido para elegir diputados, son lideradas por Morena en una franja de 30 a 35% y en segundo lugar en la franja, aparece el PAN con un promedio entre 20 y 25% y el PRI se mueve en el tercero, cuando en conjunto, el electorado mantiene una reserva de una tercera parte de indecisos que deciden cuando conocen el perfil de los candidatos. Un 10 a 15% son “otros partidos”, y donde aparecerán los partidos de reciente creación.

La familia Calderón, Margarita Zavala y Felipe Calderón, tuvieron ya una gran oportunidad de transformar a nuestro querido País (la considero oportunidad perdida), pero el efecto real que tendrán su partido (además de presentarse como partido familiar y esto tendrá un costo), es que fragmentarán a la oposición de derecha. Si el PAN, antes del surgimiento de México Libre, no tenía forma de subir al umbral de 30-35% de preferencias, menos lo tendrá con la familia Calderón, pues se dirige al mismo segmento de votantes.

Los Calderón, son un cartucho quemado en la vida nacional; García Luna el Secretario de Seguridad Pública con Calderón, los malos resultados de Margarita Zavala como candidata y el efecto del Caso Lozoya, serán un lastre enorme para este nuevo partido político. Pero lo que estoy seguro que logrará, es quitarle al PAN una cuarta parte de su voto natural, aunque mantendrán el registro. Cosas de la vida: México Libre pasará a la historia como un clan familiar que evitará la formación de un bloque opositor alrededor del PAN y con ello, la familia Calderón le hará flaco favor a su gran enemigo: AMLO. Así es la política…

Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?