Opinión

Negocios virtuales

La pandemia ha transformado a la humanidad. Aceleró el tránsito de la economía de los tangibles a la de los intangibles. De una economía tradicional a una basada en el conocimiento. Y México, para seguir con sus inercias históricas, llegó tarde.

Avatar del

Por: José Luis Palacios Blanco

La pandemia ha transformado a la humanidad. Aceleró el tránsito de la economía de los tangibles a la de los intangibles. De una economía tradicional a una basada en el conocimiento. Y México, para seguir con sus inercias históricas, llegó tarde. Cuando la sociedad occidental transita con efectividad a las energías renovables, nosotros estamos apostando el futuro al petróleo y al carbón. En tanto el mundo liberaliza y descentraliza, nosotros regulamos y centralizamos.

Frente al desastre económico que vivimos este sexenio y acelerado por la pandemia, hemos perdido competitividad como país y deteriorado las variables macroeconómicas y no se ve un horizonte cercano de recuperación. Pero la economía privada, el México emprendedor, es el que nos podrá sacar adelante. Sí, las generaciones de jóvenes con talento que provoquen innovaciones y que logren desarrollos tecnológicos y empresas en medio de esta crisis global y nacional.

Los negocios tradicionales basados en aglomeraciones están en crisis: cines, bares, espectáculos, conferencias, misas, en fin, todo aquello que provoque aglomeraciones. Así, que la “nueva normalidad” y las restricciones no solo han provocado miedos sino también regulaciones gubernamentales dado que el Covid no acaba de ser controlado. México y Guanajuato y León, están en “semáforo rojo” y no se ve la luz al final del camino para el final del año.

León, transitó exitosamente en los últimos 30 años a una industria que nos hizo competitivos por localización geográfica y cadena de suministro: el turismo en general y en particular el de convenciones-negocios. La derrama económica, provocada por viajes, hospedaje, comidas y compra, incrementó el flujo económico de León, junto con la industria del cuero y del calzado. Solo que ahora, esta industria, es una de las menos propicias para atraer eventos “presenciales”.

Se han debido crear “ferias virtuales”, crear innovaciones, para mantener en la mente de los industriales, el concepto de feria tradicional. Y pareciera que ahora, acostumbrados a la nueva manera de encontrarnos, de educarnos, de hacer negocios, en forma digital, estamos perdiendo ya el interés por la movilidad, por los viajes y por tanto, la industria “presencial” pareciera que deberá transformarse rápidamente.

Se acerca el Festival Internacional del Globo y está muy próxima la Feria Estatal de León. A nivel nacional se han cancelado ya eventos masivos presenciales, como la Feria de San Marcos. Las autoridades nacionales y locales son cada vez más cautelosas con las autorizaciones y recomiendan cancelar. Pero el problema está precisamente en que el éxito, la atracción, el imán del turismo de reuniones está precisamente en el encuentro, en la experiencia masiva. ¿entonces?

El desafío para León es enorme frente a un esquema de pacto fiscal con el gobierno central que nos asfixia y que deberemos cambiar. Nuestra riqueza generada en el Bajío, se tributa al gobierno federal y nos devuelve menos del 10%. Los recursos gubernamentales federales para infraestructura no existen en el sexenio del presidente AMLO en infraestructura o fondos metropolitanos. La capacidad recaudadora estatal es muy reducida y el escenario económico para Guanajuato es de crecimiento de alrededor del 1% para este año, en tanto que el del País puede acercarse al 10%.

Para seguir creciendo, deberemos incursionar en negocios digitales y rediseñar los tradicionales. Los negocios “universitarios” por los 35,000 estudiantes foráneos que estudian aquí, como hospedaje, colegiaturas, alimentos, material didáctico, diversión, deberán repensarse para no perderlos. Tenemos ya 4 meses en que las instituciones educativas no solo han dejado de tener actividades presenciales, sino de provocar la derrama económica local por la vida estudiantil.

En resumen, los “nuevos negocios digitales” como los alimentos a domicilio, el tele marketing, el “mercado en tu casa”, los servicios a domicilio, se expandieron con tal fuerza que será difícil regresar a las condiciones anteriores. Así, que los negocios presenciales deberán repensarse, para convertirse rápidamente, en negocios digitales.

Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?