Pacto migratorio

Tiene razón el presidente López Obrador cuando afirma que a Estados Unidos le convendría tener un acuerdo migratorio con México.

Avatar del

Por: Sergio Sarmiento

Los inmigrantes siempre han enriquecido y fortalecido el tejido de la vida de Estados Unidos". -John F. Kennedy

Tiene razón el presidente López Obrador cuando afirma que a Estados Unidos le convendría tener un acuerdo migratorio con México. "Según mis cuentas -dijo este 27 de febrero en Morelos, Zacatecas--, la economía estadounidense va a necesitar entre 600 u 800 mil trabajadores por año, que no los tienen, a pesar de la automatización y de la robótica y del avance tecnológico. Entonces, es mejor que lleguemos a un buen acuerdo". 

Efectivamente, la Unión Americana necesita trabajadores. Ni siquiera la pandemia ha cambiado esta realidad. Las restricciones que el gobierno de Donald Trump impuso a los inmigrantes, además de la disminución de los movimientos migratorios por la pandemia, se convirtieron en un gran experimento laboral. "Aun con el disparo del desempleo, las empresas que dependían de trabajadores extranjeros y que pudieron permanecer abiertas durante la pandemia tuvieron dificultades para encontrar trabajadores", escribió Alicia A. Caldwell en el Wall Street Journal el 15 de febrero. 

México tiene la posibilidad de proporcionar muchos de los trabajadores que necesita la economía estadounidense porque estamos en una situación diametralmente opuesta. Nuestros empleadores no tienen manera de absorber toda la fuerza de trabajo que está ingresando al mercado laboral. La situación se pondrá peor en los próximos años. Con las restricciones que el gobierno está imponiendo a la inversión productiva y a la contratación de trabajadores será cada vez más difícil crear empleos formales en México. La nueva Ley de la Industria Eléctrica, que detiene la inversión privada en energía, y la enmienda a las reglas del outsourcing, que quita flexibilidad a las empresas nacionales, tendrán efectos muy negativos en el mercado laboral. 

Es perverso que el mismo gobierno que está imponiendo estas restricciones pida un pacto migratorio con Estados Unidos. Pero se entiende. Si ya se ha tomado la decisión de que México no debe tener tanta inversión ni crecimiento, la única posibilidad es promover la emigración. 

Lo ideal sería que la migración se hiciera a través de un pacto con Washington. El nuevo presidente estadounidense, Joe Biden, está considerando cambios importantes en la política migratoria de su país, y es correcto que lo haga; pero pretende legalizar a los 11 millones de indocumentados, que ya están laborando y no resolverán la necesidad de trabajadores, en lugar de agilizar la inmigración legal. La legalización beneficiará a quienes violaron la ley, pero discriminará a los millones que quisieron cumplir y llevan años en listas de espera. 

Es poco probable que Biden acepte la propuesta del pacto migratorio de López Obrador. Las razones son políticas. Muchos estadounidenses se sienten agobiados por una avalancha de inmigrantes mexicanos y centroamericanos. Hay una enorme resistencia cultural y electoral a abrir las puertas, sin importar las consecuencias económicas. 

Para nuestro país sería más sano adoptar medidas para promover una mayor inversión y crecimiento, en lugar de expulsar a trabajadores para esperar sus remesas. El presidente debería escuchar el mensaje que mandan los mexicanos que se van a Estados Unidos, un país con inversión privada en energía, donde el outsourcing es legal y el glifosato se utiliza para cultivar productos transgénicos que después se venden a México. La economía con libertad genera empleos y evita expulsar a los trabajadores del país. 

Cierre

Este 19 de febrero se extendió al 21 de marzo el cierre de la frontera entre México y Estados Unidos. Cumplirá entonces un año de haber estado cerrada. La SRE ha dicho que es a petición de México, pero la verdad es que los estadounidenses si pueden cruzar y los mexicanos no. Los beneficios sanitarios son nulos. 

Twitter: @SergioSarmiento

Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?