Opinión

País pobre,país rico (Segunda parte)

¿Cómo debe enfrentar un gobierno la pandemia? Al paso de los días vemos, como si fuera una serie de Netflix, la lucha de cada país y sus resultados.

Avatar del

Por: Enrique Gómez Orozco

¿Cómo debe enfrentar un gobierno la pandemia? Al paso de los días vemos, como si fuera una serie de Netflix, la lucha de cada país y sus resultados. China ocultó datos y encarceló a los periodistas ciudadanos que denunciaron la gravedad del nuevo virus. Luego aplicó toda la fuerza policiaca para encerrar a los habitantes de Wuhan. Si los datos son ciertos, salió bien librada con 84,150 infectados y 4,638 muertes.

Quienes negaron la ciencia o ignoraron la amenaza como Estados Unidos, Brasil o México, sufrimos las consecuencias con altas tasas de letalidad, desempleo y caída en la producción. Taiwán, Corea del Sur, Vietnam, Hong Kong y Singapur, salen bien librados por diferentes causas. Hablemos del caso de Singapur y la postura de su gobierno. Ayer reportaba 35 mil 292 infectados y sólo 24 defunciones. Más sorprendente es que sólo tienen a 337 hospitalizados, de los cuales hay siete graves. ¿Por qué una tasa tan baja de letalidad?, ¿por qué una tasa tan baja de hospitalización? Todavía no lo sabemos pero lo que hemos visto es totalmente distinto a lo que pasa en México.

Desde el principio cerraron los vuelos con Wuhan y luego con todo China y el mundo. El gobierno sonó la alarma y comenzó la búsqueda frenética de los contactos de los enfermos. Lo más importante: siempre dijeron la verdad y actuaron con transparencia, dando santo y seña de cada contagio con el nombre y apellido del enfermo, su edad y condición de salud. Atendieron de inmediato a los pacientes y los distanciaron para hacer un “fusible” social que cortara los contagios.

Duraron dos meses con muy pocos casos hasta que el virus encontró camino entre los trabajadores extranjeros que viven en departamentos donde hay mucho contacto. Los casos crecieron geométricamente pero no las defunciones. A medida que pasó el tiempo apretaron el encierro y castigaron con grandes multas a quienes no cumplían las reglas. Al mismo tiempo que cerraban la convivencia y la economía, abrían la bolsa de los ahorros para evitar el sufrimiento y sostener el bienestar al que están acostumbrados.

A diferencia de otros países como EU, Brasil y México, alertaron a la población sin ninguna mentira. En su página llamada “Talk of the town” o “Charla de la ciudad”, advierten: “El Covid-19 es una crisis de salud y económica que ha impactado en grande nuestras vidas y nuestro sustento.

El camino de la recuperación será largo y difícil. Necesitaremos hacer sacrificios, adaptarnos y aprovechar las oportunidades para emerger más fuertes juntos”. Con una guía sencilla y clara explican cómo va a ayudar su gobierno. Tomemos un ejemplo: para los trabajadores autónomos o microempresarios, 45 mil pesos de apoyo en mayo, julio y octubre. Becas de capacitación por 150 pesos la hora o el 90% de la colegiatura. A los trabajadores desempleados 12 mil pesos mensuales o apoyos de 500 dólares si sufrieron una reducción de salario.

A los empresarios entregarán el pago del 25 al 75% de los salarios de sus trabajadores hasta por 10 meses, garantías de crédito abierto, apoyo para la contratación de nuevos empleados, eliminación durante tres meses del impuesto sobre la renta y del impuesto predial. A los sectores más afectados también brindarán apoyo a los accionistas cuyos ingresos disminuyeron.

La lista de apoyos para que nadie se quede atrás será magnánima porque ni siquiera tienen que pedir prestado. Tienen muchos años de ser ricos, producto del amor por el emprendimiento, la mejora continua y la competitividad. (Continuará mañana: ¿A qué equivale el dispendio de Pemex y Dos Bocas?).

En esta nota:
8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am

Y tú, ¿qué opinas?