Penales al tope

Trasladarán reos a penal federal de Ocampo, pero urge solución definitiva.

Alejandra Gutiérrez ofrecerá nueva disculpa pública a mujeres violentadas.

Celaya en auxilio de Apaseo el Alto y nuevos ataques cimbran a su Policía.

Avatar del

Por: León Jacobo Robespierre

Problemas sin resolver

 

La visita del presidente Andrés Manuel López Obrador a Irapuato trajo, como cada gira de un Presidente, discursos de buenas intenciones, pero no de resultados.

Como ya antes lo había hecho, prometió agua para León y pacificar Guanajuato. 

Sobre el plan b del agua esperan noticias para enero. Lo difícil no es que el Gobierno federal apruebe un proyecto, sino que destine los recursos que va a requerir. 

Y frente a la crisis de violencia no hay nada nuevo a lo que está probado que no es suficiente, aun con los mil homicidios menos que este año presumen se han registrado en Guanajuato. En resumen hablan de coordinación, más inteligencia, más cuarteles y más fuerzas federales.  

El serio problema de la sobrepoblación en penales estatales amerita atención ¡ya! La aspirina que se acordó es una salida que pudo darse desde hace años si hubiera una relación de entendimiento y trabajo entre autoridades federales y estatales.

El único acuerdo concreto fue el de aprovechar la capacidad del Cefereso de Ocampo, que cuando se inauguró (en el gobierno de Felipe Calderón) se dijo que podía albergar hasta 5 mil internos y actualmente está a un 70% de capacidad. 

Se espera que cuanto antes reclusos sentenciados sean trasladados ahí. Esto resolverá a medias la crisis sólo por hoy, pero en el corto plazo (no al mediano y largo), otra vez será un dolor de cabeza y un problema muy serio de seguridad.

Al Presidente se le dijo que al menos tres penales estatales están en foco rojo en la relación entre el número de internos y el de custodios. Además del riesgo que significa la sobrepoblación con grupos criminales rivales en el mismo techo.

Ante el incremento en las detenciones de presuntos criminales, no hay manera de que las cárceles estatales, que sólo son 10, puedan soportar más.  La de Valle es la única sin sobrepoblación pero ya está al 100% de capacidad.

El Gobierno del Estado proyecta la ampliación de algunos de los centros, como los de León y Valle de Santiago, para habilitar espacios y sortear el apuro este sexenio.

Pero la solución definitiva es un nuevo penal amplio y moderno. El problema es el recurso para construirlo y operarlo. Y en eso el Presidente no les dio mayor esperanza de presupuesto directo, sólo puso a disposición un crédito de Banobras.
 

Cereso en Celaya, la promesa

 

Diego Sinhue habló por primera vez en un evento en Celaya el 22 de septiembre del 2020, sobre la construcción del Cereso que requería de 5 mil millones de pesos.

“Tengo el compromiso de buscar recursos para construir un nuevo Centro de Readaptación Social y sustituir el de Celaya, el Cereso de Celaya se lo comió la mancha urbana y no fue ideado como un Cereso, se fue adaptando, queremos construir uno nuevo, el más moderno, el más grande del centro del país”, dijo.

El presupuesto finalmente no se tuvo y por eso Diego puso el tema en la mesa con el Presidente. AMLO comisionó atender el asunto a la secretaria de Seguridad, Rosa Icela Rodríguez, pero no queda mucho tiempo para tomar decisiones. 

Si no hay recurso federal, el Gobernador deberá pedir un crédito (en la banca comercial o en Banobras) o impulsar el proyecto con un modelo de asociación público-privada para poder acelerar la obra. Eso sí, Diego coincide con AMLO en no dejar la operación del penal en manos de los particulares, solamente el construir.

Otro proyecto de seguridad a la deriva por falta de presupuesto es el centro del Instituto de Formación en Seguridad Pública del Estado (Infospe) cuya primera piedra se colocó el 22 de mayo del 2019 en la zona de Santa Rosa de Lima, en los límites de Villagrán y Celaya. Se construyó la barda y hasta ahí quedó. 

Para el gobernador Diego Sinhue ya es ganancia saludar al Presidente al que no le había dado los buenos días desde hace un año y cuatro meses, cuando hubo otro encuentro sobre seguridad y la mañanera también en la Región Militar de Irapuato.

A Diego y AMLO, les resta la mitad del mandato, y no sirve venir a una mañanera si regresamos a la ‘guerra fría’, a la relación que dicen no es mala...porque no existe.

Alejandra y su estilo

 

El arranque de la gestión de la alcaldesa de León, Alejandra Gutiérrez, está marcado por el estilo frontal, directo, de abordar las papas calientes que heredó de la anterior administración y las que van brotando por el ejercicio de gobierno.

Así lo hizo con el exhorto y reunión con el Consejo Directivo del Sapal que terminó en que ya se abrió la vía de la conciliación entre las familias de los trabajadores fallecidos en la planta de tratamiento el 13 de noviembre del 2020 y el organismo.

O la semana pasada respaldando la investigación por la fiesta VIP aprovechando el concierto de la banda Matute de la directora general de la Feria, Lupita Robles.

Y las investigaciones que la Contraloría tiene abiertas por los casos del kínder ‘mutilado’ y del descuento predial al Club Campestre, que ya regresó 2.5 millones. 

El jueves pasado, ya cuando había concluido la sesión vespertina del Ayuntamiento, entraron a la Sala de Cabildo el grupo de mujeres que se manifestaba en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer y con demandas directas a la autoridad municipal. Alejandra les abrió el micrófono.

Tienen toda la razón cuando las mujeres aclaran que no es que las dejaran entrar, las sesiones de Ayuntamiento son públicas y ejercieron el derecho a protestar.

Ante esta protesta, Alejandra Gutiérrez hizo lo que casi ningún presidente municipal, de cualquier partido, en cualquier municipio, ha hecho en estos casos: fue a recibir a las jóvenes a la entrada del salón, las escuchó en todo lo que gritaban y cuando pidieron que querían presentar sus demandas, las invitó a pasar, se sentó en su sillón del Ayuntamiento y las escuchó atentamente a lo largo de cerca de una hora. 

Hablaron todas las que quisieron, sin restricciones. La Presidenta anotó sus peticiones y se solidarizó con ellas. El resto del Ayuntamiento siguió el ejemplo y se quedó en sus asientos. Les dijo que entiende su protesta, que también ha sufrido violencia, como cuando le redujeron el sueldo a la mitad, siendo funcionaria pública.  

“No las vamos a dejar solas, somos las mismas y esto no es de colores partidistas, tenemos las mismas causas”, les prometió.
 

La cabeza de Bravo

 

La principal inconformidad es la permanencia de Mario Bravo Arrona como secretario de Seguridad Pública Municipal. No olvidan el 22 de agosto de 2020 cuando la Policía Municipal reprimió una protesta feminista en la Plaza Expiatorio.

Aquella manifestación clamaba justicia por el acoso sexual cometido por dos policías en contra de la joven Evelyn, en la Zona Centro, y quien valiente alzó la voz sobre los hechos. Todo terminó muy mal con 23 mujeres y periodistas detenidas.

Por esos hechos la Procuraduría de los Derechos Humanos del Estado de Guanajuato el 26 de febrero del 2021 acreditó que hubo violación a derechos. Y emitió recomendaciones al Municipio que todavía no están plenamente cumplidas.

Mario Bravo libró el escándalo porque estaba de vacaciones. Como encargado de despacho de la Secretaría estaba en ese momento Mario Alberto Rodríguez Mariscal, subsecretario de Atención a la Comunidad. Y quien en todo momento estuvo en el lugar de los hechos, el director de Policía Municipal, Jorge Guillén.

Rodriguez Mariscal ya no es parte del equipo, Jorge Guillén sí fue ratificado.

El grupo que se manifestó el jueves demandó también un relevo en el Instituto Municipal de las Mujeres donde también se mantiene al frente Mónica Maciel. Así como el contar con personal suficiente, profesional, capacitado y con principios éticos para la atención de niñas, adolescentes y mujeres de todas las edades.

Además de atención a los colectivos de familiares de personas desaparecidas, para dar respuesta inmediata a las denuncias de desapariciones y no revictimizar.

El acuerdo del jueves fue una pronta reunión con comisiones unidas de Derechos Humanos y de Igualdad para dar respuesta uno por uno a los planteamientos.

Alejandra evitó polemizar sobre la permanencia de Mario Bravo y de Mónica Maciel, está claro que son dos funcionarios de su plena confianza y no se prevén cambios. Lo que sí tendrá que probar la Alcaldesa es que hay resultados, y deben ser pronto.

Al final fueron con Alejandra a conocer el espacio para resguardo de mujeres violentadas que se abrió en la Presidencia, un proyecto que les pareció positivo.
 

Disculpa pública

 

Alejandra se reunió ya también en privado en específico con las mujeres violentadas y con Amnistía Internacional y están trabajando en el tema de la disculpa pública. 

El 8 de marzo del 2021, en el evento de conmemoración del Día Internacional de la Mujer, en su mensaje el alcalde Héctor López Santillana ofreció disculpas públicas para Evelyn N. y por las detenciones en la protesta feminista del 22 de agosto.

“Hoy en este día que estamos conmemorando quiero nuevamente expresar mi disculpa pública a Evelyn y a todas las mujeres, especialmente a las reporteras que durante la pasada manifestación vieron violentados sus derechos.

“Es una situación que en lo personal me entristece y me avergüenza, por eso es fundamental reconocer que nuestra respuesta institucional dejó mucho que desear, pero es el primer paso para resolverlo, el reconocerlo”, expresó ese día Héctor.

Para las mujeres violentadas la disculpa de Héctor no fue satisfactoria y no la aceptan, pues no se trabajó junto con ellas. Así se lo hicieron saber a la Presidenta.

Otra recomendación instruye al Secretario de Seguridad a girar instrucciones para iniciar y/o continuar los procedimientos para deslindar responsabilidades administrativas por las acciones u omisiones de todos los servidores públicos que intervinieron en la detención, traslado y custodia, debiendo incluir como sujetos de investigación especial y particular a quienes estuvieron al mando del operativo.

Antes de terminar la administración anterior se removió del cargo al director Operativo de la Policía, Juan Pedro González, sin informar sobre el motivo del cambio. Pero no se sabe de la conclusión de los procedimientos de responsabilidad.

Otro procedimiento administrativo era para la Jueza Cívica que intervino ese día. Ese caso continúa en trámite de investigación por parte de la Contraloría Municipal.

Y, lo más importante para las mujeres, la garantía de que esto no se repita nunca.
 

Celaya y su respaldo a los apaseos, dudas

A un mes y medio de haberse firmado el convenio de colaboración en materia de seguridad entre Celaya, Apaseo el Grande y Apaseo el Alto, siguen las controversias por el tema. 

Cuando se firmó el acuerdo sólo se informó que sería para fortalecer la coordinación, la prevención del delito y para el intercambio de información.

En principio la firma del convenio lucía bien ya que es fundamental reforzar esa coordinación regional, sin embargo luego se evidenció la poca organización y transparencia que había entre los mismos firmantes.

Primero se trató de ocultar que la Policía Municipal de Celaya participaría en operativos en los apaseos y luego no hubo claridad en el número de elementos ex federales que renunciaron de la corporación celayense para irse a esas tierras. 

Fue hasta que en las redes sociales del gobierno de Apaseo el Alto evidenció que Celaya no solo los había apoyado con policías municipales sino también con patrullas blindadas. 

Esto trajo consigo que el alcalde, Javier Mendoza, revelara que no sólo se habían ido 20 elementos a Apaseo el Alto sino que también se prestaría armamento y radios, además de que admitió que la alcaldesa Monserrat Mendoza es su sobrina. 

Ha sido evidente que Celaya ha priorizado el apoyo en seguridad con Apaseo el Alto que con Apaseo el Grande con la justificación de que la alcaldesa apaseoaltense solicitó ese apoyo. 

Si bien es cierto que esta estrategia regional de seguridad es a petición del Gobierno del Estado, el incremento en la violencia que se vive en Celaya dejan dudas si está en condiciones de ayudar a sus vecinos. 

Esta semana un nuevo ataque contra dos policías municipales que dejó como saldo un elemento caído volvió a cimbrar a la corporación celayense. 

Y aunque los delitos del fuero común ha disminuido, aún hay muchos pendientes con repunte de homicidios y las extorsiones que siguen sufriendo los celayenses.

Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?