Preocupante

PREOCUPANTE, por decir lo menos, resultó lo dicho ayer por el dirigente nacional de Morena, Mario Delgado, sobre la ejecución del candidato de Movimiento Ciudadano a la alcaldía de Cajeme, Abel Murrieta.

Avatar del

Por: F. Bartolomé

PREOCUPANTE, por decir lo menos, resultó lo dicho ayer por el dirigente nacional de Morena, Mario Delgado, sobre la ejecución del candidato de Movimiento Ciudadano a la alcaldía de Cajeme, Abel Murrieta.

AFIRMAR que ese crimen pudo tener un "interés político" le da una dimensión sustancialmente distinta a los asesinatos de 32 candidatos en el actual proceso electoral, hechos considerados por la mayoría como ataques perpetrados por el crimen organizado.

SI EN VERDAD Delgado tiene evidencias de que hay motivaciones políticas en el asesinato del ex procurador de Sonora, el morenista estaría evidenciando que México vive una situación similar a la de 1994 y 1995, años negros en los que la violencia política se desató y puso en crisis al país.

AHORA QUE, si como algunos creen, lo dicho por el morenista buscaba desviar la atención y restarle responsabilidad a un gobierno federal que en sus primeros dos años y medio nomás no ha podido frenar la violencia del crimen organizado, entonces está jugando con fuego.

¿DE VERDAD están dispuestos en Morena a arriesgarse a generar una desestabilización política, social e incluso económica con tal de que sus candidatos ganen en las elecciones del 6 de junio? Es una pregunta que no hace olas.

VAYA autogol metió el candidato de Morena a la alcaldía de Guadalajara, el ex superdelegado federal Carlos Lomelí, quien en un mitin dijo que Movimiento Ciudadano ganará el 6 de junio no solo en la perla tapatía sino en gran parte de Jalisco.

LO QUE no queda claro es si el empresario farmacéutico todavía extraña al partido que lo hizo diputado en el 2015 o si las encuestas que lo ponen cada vez más lejos del puntero emecista, Pablo Lemus, le provocaron ese bochornoso lapsus. Todo un caso para el diván del Dr. Freud.

MUY EXTRAÑADOS están vecinos de la alcaldía Benito Juárez, pues han estado recibiendo en sus celulares llamadas de un teléfono que aparece en el identificador como si estuvieran marcando ¡desde Brasil!

AL CONTESTAR, entra una grabación y se les pide participar en un sondeo sobre promesas que hizo en su campaña en el 2018 el alcalde con licencia de esa demarcación, Santiago Taboada, panista que busca reelegirse.

LO QUE no queda claro es si es propaganda disfrazada de "encuesta" para favorecer a Taboada o si es una campaña negra pagada por alguno de sus rivales para hacer quedar mal al panista con los electores. Lo cierto es que las tácticas dudosas -por no decir ilegales- son lo de hoy en la CDMX.

Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?