Que gire la pelota

Cuánto vale ver la final del león vs atlas para un aficionado.

Solamente el 73 por ciento de las familias tienen tv de paga.

Desabasto de chips ha sido más potente que el virus del covid19 para el automotriz.

Avatar del

Por: Francisco Horta Gómez

Que gire la pelota

 

Durante esta semana hemos venido consignando más allá del tema deportivo, los números que existen detrás de una final del futbol mexicano, en este caso entre León y Atlas.

Y es que ser aficionado en estos tiempos no es cosa sencilla, pues además del sufrimiento que conlleva el serle fiel a un equipo, hay que invertir varios pesos, si se quiere comprar las prendas oficiales e ir al estadio.

Ayer consignamos que por ejemplo la playera del cuadro leonés tiene un costo de 1, 400 pesos y 100 pesos más en caso de preferir en manga larga ya sea la versión de local o visitante.

En caso de ser coleccionista habrá que considerar al gasto la compra de la nueva playera temática de la triplea que tiene un precio de 1, 600 pesos.

Vestirse con el uniforme completo y de paso los tachones de la marca que actualmente patrocina al equipo se requiere de 3 mil 286 pesos.

Y con estos precios todo es relativo a la economía de cada persona porque hay quienes seguramente comprán playera para regalar a los miembros de la familia como detalle decembrino y a quienes les puede llevar hasta 6 meses adquirir la playera original para dar a su papá como fue el caso de Luis Jimenez, quien además de estudiar la preparatoria, fue ahorrando de su sueldo como repartidor de pizza para sorprender a su papá, quien también le va al León.

Y comience la emoción

 

En el caso de la ida al estadio lo que menos puede gastar un aficionado en el partido de hoy por la noche en la casa del cuadro leonés son 850 pesos promedio, considerando que paga un boleto de zona general, se tomará entre 2 y 3 cervezas que acompañará con la botana, en caso de que su espacio preferido sea la Zona A, el gasto sería de 1,550 pesos.

Y qué hay de aquellos que no querrán ir a ver el juego o ya no alcanzaron boleto, en ese caso hay dos opciones o ir a un bar en donde esperan registrar un promedio de consumo de 1,500 a 2 mil pesos, en su proyección de aumento de un 70 por ciento de clientes a diferencia de un jueves normal o la otra opción es contar con servicio de cablevisión, porque recordemos que el partido de ida, solamente será por señal de paga.

En Guanajuato de 1,391 millones de casos que tienen al menos un televisor 73 por ciento si tiene de paga, servicio por el que se paga un promedio de 890 pesos, a eso sumele la respectiva botana y bebidas.

Así de real

 

No hay mayor duda en que el virus del desabasto de chips ha causado mayor freno en la producción y comercialización de vehículos en México que la propia pandemia del Covid19.

Recordemos que esta industria fue de las que mejor recuperación tuvo luego del paro que tuvieron de aquél confinamiento social entre abril y junio.

Sin embargo, tan pronto comenzó este año la noticia más recurrente ha sido la escasez de un pequeño componente que vaya que los ha puesto en aprietos.

Tomando como referencia las cifras de noviembre, son ya 5 meses en que ni las exportaciones mejoran y tampoco la producción, sino todo lo contrario.

En noviembre se fabricaron 248 mil 960 unidades, equivalentes a una baja anual de 20.3 por ciento, de acuerdo al reporte mensual del Inegi.

El porcentaje toma más referencia si se considera que es la menor producción para el sector en un onceavo mes del año, la más baja había sido en el 2011, aquél año la producción fue de 231 mil 080 unidades.

En cuanto a las exportaciones, estamos hablando de que se exportaron, 240 mil 341 vehículos, un repunte del 7 por ciento respecto al mes previo, pero una caída anual del 16.5 por ciento.

Se trata de la cantidad más baja, su antecedente más cercano fue en noviembre del 2015, cuando se exportaron 223 mil 797 unidades.

Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?