Se ensancha brecha

Es en los detalles en donde se nota a leguas que en la relación bilateral de México con Estados Unidos comienza a ensancharse más

Avatar del

Por: Manuel J. Jáuregui

Es en los detalles en donde se nota a leguas que en la relación bilateral de México con Estados Unidos comienza a ensancharse más la brecha de la discordia entre los "socios y vecinos". No nos referimos sólo a la "amenaza" del Presidente López de NO asistir a la Cumbre continental convocada por Estados Unidos a principios de junio en Los Ángeles, sino a otros detalles.

Por ejemplo, que tenga que venir a hablar con el Presidente el CEO del fondo de inversión más grande del mundo, BlackRock, porque su dinero está bajo amenaza de las políticas antiempresariales y antiinversión extranjera que venían implícitas en la contrarreforma energética.

Esto, además de las expresiones altisonantes del señor López respecto a los fondos de inversión y a las empresas privadas que invirtieron en la generación eléctrica.

Igualmente se nota en el hecho de que las autoridades mexicanas se hayan puesto intransigentes con la DEA (Drug Enforcement Administration) negándole el estacionamiento a una aeronave que opera(ba) en México (aeropuerto de Toluca), ello tras primero exigirle que pidiera permiso a la Sedena con dos semanas de anticipación antes de cualquier vuelo.

La DEA acabó llevándose el avión y con él cualquier rastro de cooperación entre los actuales Gobiernos norteamericano y mexicano en el combate a las organizaciones criminales de trasiego de drogas.

Adicionalmente, tenemos las declaraciones tanto de la vocera de la Casa Blanca, Jen Psaki, como del Subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Brian Nichols, quienes respondieron en menos de 24 horas a la "amenaza" del Presidente López de no asistir a la Cumbre si no se invitaba a los tiranos de Cuba, Nicaragua y Venezuela.

Psaki respondió con una declaración que arrastra mucho filo: "No han salido aún las invitaciones", afirmó, insinuando que está abierta la puerta para que no tenga necesidad el señor López de declinar su asistencia, pues bien puede ser que NO LO INVITEN, para que haga chorcha con sus admirados (por él) tiranos bananeros.

El Subsecretario Nichols abundó un poco más, y afirmó tajante que Estados Unidos no invita "a países QUE FALTEN AL RESPETO A LA DEMOCRACIA".

¡Imaginen ustedes, amables lectores, el Oso Kodiak que haría el señor López si a fin de cuentas no lo invitan a la Cumbre por andar de afrentoso!

De lo que no parece percatarse el Simón Bolívar tenochca es que no tiene derecho a adoptar una postura anti Estados Unidos, pues no la respalda el pueblo mexicano. Es la de él una postura personal surgida de una ideología obsoleta castrista que almacena en su resentido pecho (o sea, de los Hnos. Fidelito y Raulito) que data de hace SESENTA AÑOS y que carece de validez en el 2022.

Renunciaría -si no asiste- a su deber sagrado a REPRESENTAR a México en un cónclave importantísimo, que le puede redituar a México ACUERDOS muy provechosos de cooperación bilateral, que se traducirían en un incremento del BIENESTAR para nuestra economía y del nivel de vida de la ciudadanía.

O sea que por quedar bien con tres tiranías caribeñas compromete López el futuro de México en su relación con su principal SOCIO y VECINO. Su responsabilidad irrenunciable es ACTUAR conforme a lo que es mejor para México, no para Cuba, Nicaragua o Venezuela.

Los errores de la diplomacia se pagan caros, de manera que bien haría el señor López en reconsiderar su "ultimátum" lanzado a Estados Unidos. Nada gana con ponerse quesque "justiciero" distanciando a México de Estados Unidos, pues esto sería, en el mejor de los casos, suicida, ya que lleva todas las de perder.

¿De qué le serviría el aplauso del arteriosclerótico Gobierno cubano o del tirano genocida Ortega, o del "destroyer" de la prosperidad venezolana, Maduro? Ni resucitando a Chávez para que lo caravaneara le resultaría provechoso al Gobierno mexicano tener los "¡vivas!" de tres naciones que se han marginado del concierto mundial de naciones.

Ello porque renunciaron al respeto de las demás violando todos los preceptos democráticos reconocidos en el mundo, porque han esclavizado a sus pueblos, privados de sus libertades y dejado en ruinas las perspectivas económicas de los ciudadanos que padecen tan brutales dictaduras.

Defenderlos y aliarse con ellos resulta una VERGÜENZA indefendible bajo cualquier óptica.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?

Te podría interesar