Señor Biden

SEÑOR BIDEN, a lo mejor usted no lo sabe, pero los mexicanos son bien guadalupanos, pero también juaristas.

Avatar del

Por: F. Bartolomé

SEÑOR BIDEN, a lo mejor usted no lo sabe, pero los mexicanos son bien guadalupanos, pero también juaristas. Parece broma, pero más o menos así empezó Andrés Manuel López Obrador el diálogo que sostuvo con el presidente norteamericano, de acuerdo con la transcripción dada a conocer por la Casa Blanca.

SEGURAMENTE Joe Biden debe haber quedado un poco confundido, pues sólo en el saludo el presidente mexicano lo mismo le habló de cuánto mide la frontera, que de lo estratégico de la relación bilateral... y hasta del dictador ¡Porfirio Díaz!

SEGÚN lo que se comenta en la torre de Cancillería, del lado norteamericano el principal tema de interés fue el de la reactivación económica, que obviamente pasa por el impulso a las cadenas de suministro de todo el entramado comercial del T-MEC. Formalmente, dicen, no hubo mención a la contrarreforma eléctrica, pero se entiende que sin abasto eléctrico no hay reactivación que valga.

Y NO ES por amarrar navajas, pero mientras Biden le dedicó a López Obrador poco más de una hora, con el canadiense Justin Trudeau se reunió el doble de tiempo. Tsss...

COMO en aquellas viejas películas de Los Tres Chiflados, así andaban ayer los morenistas en torno a la candidatura o no candidatura de Félix Salgado Macedonio. El hecho de que Mario Delgado haya tenido que viajar a Acapulco para convencerlo de renunciar, revela hasta qué punto Morena sigue siendo un puñado de tribus en guerra.

EL DESCONCIERTO se despertó temprano con la madrugadora renuncia de Pablo Amílcar Sandoval a participar en el proceso, lo que hizo suponer que la decisión final sería darle la candidatura a una mujer. Y aunque la mejor posicionada es la alcaldesa Adela Román, en el tira-tira morenista llegaron a proponer, ¡agárrense!, hasta a Irma Sandoval, la infranqueable.

AL FINAL dos cosas quedaron perfectamente claras: en Morena se sienten con tanta ventaja que no les importaría llevar un impresentable como candidato; y, que no se le olvide a nadie, el presidente López Obrador nunca aceptó retirarle públicamente su apoyo a Salgado Macedonio. Ahí queda pal' registro.

LO MÁS GRAVE de la descalificación que el propio David Colmenares le propinó a la Auditoría Superior de la Federación es... ¿qué hacemos ahora con todas las anomalías que se encontraron en la Cuenta Pública 2019? Porque aun si fuera cierto que se equivocaron con las cuentas el NAIM, también hay señalamientos de gastos irregulares en el Ejército, fallas en Santa Lucía, malos manejos en el Tren Maya, mal uso de programas sociales y, el colmo, hasta una terrible negligencia en la vacunación básica de niños en todo el país. ¿Todo eso tampoco vale o de eso mejor ni hablamos? Es pregunta a la que no le cuadran las cuentas.

Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?