Opinión

Si todos usamos cubrebocas, nos protegemos de la pandemia

Todos debemos usar un cubrebocas en la calle o en espacios públicos. Ya sé  que seremos pocos y que la mayoría se burlará de nosotros. No importa. Si con esta columna logro convencer a un portador asintomático, ya la hice. Con uno me basta.

Avatar del

Por: Humberto Aguinaga

#MascarillasParaTodos

Todos debemos usar cubrebocas en la calle o en espacios públicos. Ya sé  que seremos pocos y que la mayoría se burlará de nosotros. No importa. Si con esta columna logro convencer a un portador asintomático, ya la hice. Con uno me basta.

Este coronavirus (Covid-19)produce portadores asintomáticos. Miles de personas ya se contagiaron y ni cuenta se han dado porque no presentan malestar y quizá sean ellos el más importante factor de propagación, junto a quienes están en periodo de incubación. Pero si todos usáramos tapabocas no estarían esparciendo saliva infectada.

En Vietnam es obligatorio, en la Repùblica Checa también y Japón y Corea del Sur lograron controlar la pandemia, en mucho, gracias a esta estrategia.

La mayoría de los cubrebocas no pueden proteger a las personas sanas contra el contagio, sin embargo es muy eficaz para evitar que quienes ya están enfermos salpiquen con sus “gotas respiratorias” las superficies de objetos que les rodean.

Todos sabemos que este virus se contagia a través de gotitas de saliva. Son pequeñas pero no tanto como para no ser atajadas por un cubrebocas. Uno sencillo, un pedacito de tela que luego pueda lavarse. Ni siquiera tiene que ser un cubreboca de farmacia.

Alguien infectado tose o estornuda. Rocía pequeñas gotas de saliva infectada, que caen sobre asideros de la oruga, botones de elevador o el teclado de un cajero. Esto es precisamente lo que el cubrebocas evita.

Para contagiarse sólo hay que poner un dedo sobre una de estas superficies y luego tocar la propia nariz, ojos o boca, cosa que también evita el cubrebocas pues nos hace conscientes de nuestra cara y de los momentos en que llevamos a ella las manos para tocarla.

Además, el uso de cubrebocas se convierte en un símbolo social: nos estamos cuidando unos a otros.

"El gran error en Estados Unidos y Europa, en mi opinión, es que las personas no usan cubrebocas", dijo Gao Fu, director general del Centro Chino para el Control y Prevención de Enfermedades, en una entrevista para Science Magazine, una de las principales revistas académicas del mundo.

En algunos países, como Vietnam, el cubrebocas es obligatorio en áreas públicas, quien no lo use puede recibir una multa de entre 25 y 100 dólares.

Japón tiene la cultura de uso de cubrebocas más fuerte del mundo y una de las tasas más bajas de infección por COVID-19.

Aún con la gran población de ancianos de Japón y la infección temprana, la tasa de infección y mortalidad es una de las más bajas del mundo. Una de las principales razones de esto es la fuerte cultura de uso de máscaras de Japón que reduce la viralidad de COVID-19 a niveles manejables. Japón solo ha tenido 1,387 infecciones, a pesar de haber sido uno de los primeros países en infectarse.

Foto: VIETNAM INSIDER

A partir del 18 de marzo, la República Checa hizo obligatorio su uso en público. Hasta el momento, solo ha habido 2.279 casos confirmados por COVID-19, lo que lo convierte en uno de los países con la infección más baja de Europa. Un video checo se ha vuelto viral. Nos dice qué están haciendo diferente de los países vecinos y comparte su experiencia para ayudarnos.

La República Checa no es un país rico. Como en México, cientos de miles de personas si no salen, no comen pero allá, quien tenga que salir de casa está obligado a usar tapabocas. Todos.

Por supuesto la sobre demanda provocó escasez pero los checos le pusieron creatividad y comenzaron a fabricarlos hasta en las casas.

¿Qué hacer aquí?

Un buen amigo vio el video y escribió en nuestro grupo de Whatsapp:

Podemos poner a toda la industria del calzado y textil de GTO a fabricar tapabocas para todo México, en lugar de que despida a los trabajadores o cerrar las fábricas, como pretenden.

Los tapabocas se pueden convertir en un tema positivo que salga de GTO para la unidad y la esperanza de México.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?