Opinión

Tontos útiles

Se aprobó la reforma del presidente López Obrador a la reforma educativa del expresidente Peña Nieto.

Avatar del

Por: Carlos Loret de Mola

Se aprobó la reforma del presidente López Obrador a la reforma educativa del expresidente Peña Nieto. Cambios constitucionales que requirieron el concurso de la oposición en el Congreso. Pero todo mundo sabe que el destino de la educación en nuestro país no está plasmado en ese texto de reforma educativa, sino en las leyes secundarias que se estarán negociando los próximos cuatro meses.

Será la madre de todas las batallas. Estarán en juego todos los postulados y habrá presiones de todos los intereses: juegan la CNTE, Elba Esther, el sindicato, el Gobierno, las ONG, Morena y sus aliados, la oposición, los gobernadores.

La diferencia es que en las leyes secundarias va a suceder lo que Morena diga. Como se aprueban por mayoría simple (no se necesitan las dos terceras partes de los votos camarales), el partido del presidente AMLO tiene todo el sartén por todo el mango.

Y muchos de los especialistas en educación y organizaciones no gubernamentales dedicadas a ello han abrazado la promesa presidencial de que no se devolverá el control de la educación en el país a los rufianes de sindicatos y coordinadoras.

Pero ya quedó claro en la Constitución que aunque un maestro no dé una, no lo pueden correr del salón de clases.

Pero ya quedó claro que desaparece el órgano encargado de evaluar a los maestros, que estaba integrado por algunos de los más respetados científicos del tema educativo, y se sustituirá por otro cuyos integrantes quién sabe quiénes serán y qué tanto dominen la materia.

Pero ya quedó claro que la nueva “evaluación” es un examen diseñado para que el maestro apruebe siempre, aunque sea pésimo docente.

Pero ya quedó claro que los métodos para contratar maestros y promoverlos se van a negociar con la CNTE y el SNTE.

Pero ya quedó claro que el secretario de Educación le apuesta a la “carrera magisterial”, un programa que creó él, de la mano de Elba Esther Gordillo, hace un cuarto de siglo.

Pero ya quedó claro que el Presidente quiere que de las escuelas normales donde se aprende a ser maestro haya pase automático a dar clases, sin ninguna evaluación de competencias para ser contratado.

Por algo el SNTE saca desplegados de apoyo a la reforma y llena de elogios al Presidente, y la CNTE ya no bloquea el Congreso.

Ojalá tanta gente que sabe de educación y confía en la palabra del Gobierno federal de la 4T tenga razón, y que sus esperanzas queden plasmadas en las leyes secundarias. Así nadie quedará como “tonto útil” de esta historia.

Saciamorbos

Comienza a destaparse la cloaca en Nayarit. Y cuando se anda rascando a ver qué se encuentra, pueden salir del drenaje de la política permisos, terrenos que eran ejidales o comunales, uso de recursos en fondos de pensiones, empresarios cercanos al gobernador, viajes, comidas en su casa, un complejo hotelero con nombre de fruta, una empresa que cotiza en bolsa...

historiasreportero@gmail.com 

En esta nota:

Comentarios