Opinión

¿Traición a la Patria o vil corrupción?

Los países ejemplo de éxito en la guerra contra la pandemia tienen algunas estrategias comunes y otras propias.

Avatar del

Por: Enrique Gómez Orozco

Los países ejemplo de éxito en la guerra contra la pandemia tienen algunas estrategias comunes y otras propias. Corea del Sur identificó a cada uno de los enfermos y los siguió desde el primer día, también a su familia y sus contactos cercanos. Los confinó en su casa, amarrados a la señal del GPS de su teléfono. (10,790 infectados y sólo 250 muertos)

En Singapur hicieron lo mismo durante la primera parte de la pandemia. Tenían un control absoluto de la matriz de contactos de todos los infectados hasta que llegó el contagio en los trabajadores extranjeros que hacen el trabajo pesado en la Isla. Ahí en 90 días los enfermos suman18,205, pero su capacidad sanitaria y hospitalaria logró que sólo 17 hayan muerto al domingo. Menos de uno por millar de enfermos.

Algo en común fue la participación decidida e inmediata de los gobiernos. En Taiwán, por ejemplo, pusieron precios máximos a los cubre bocas. El propio Estado proporcionó a 50 centavos de dólar las mascarillas y prohibió que salieran del país a mayor precio. El resultado de Taiwán, a pesar de ser el principal socio comercial de China, fue espectacular. (432 contagios y 6 muertos)

En México, uno de los estados mejor preparados y rápidos en obtener el equipo médico necesario es Guanajuato. Fernando Reynoso Márquez, quien administra las compras, se ha distinguido por licitar todo, como lo marca la ley. Logra magníficos precios y defiende cada peso porque sabe que no sólo los médicos salvan vidas, sino también la existencia de suministros.

El gobernador Diego Sinhue Rodríguez razonó bien al no entregar al INSABI la administración del Seguro Popular. La independencia y buen manejo de los fondos permite a Guanajuato tener una de las mejores líneas de defensa en esta guerra.

Un ejemplo surgió la semana pasada cuando la organización “Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad”, descubre que un hijo de Manuel Bartlett vendió al Seguro Social en Hidalgo, 20 ventiladores a más de millón y medio de pesos. Guanajuato recibe y paga los mismos equipos en 469 mil pesos. Una tercera parte.

Los ventiladores que vendieron los Bartlett nunca fueron concursados y una delegación pequeña del Seguro Social en Hidalgo los adquiere a la carrera y en compra directa, sin concurso, todo es “China libre”.

Estamos en guerra. Nuestras armas son los hospitales y los suministros para enfrentar al enemigo, el Covid-19. Nuestros soldados o personal médico y sus colaboradores.

Los heridos son los desempleados, los enfermos y cientos de miles de empresas que dejaron de tener ingresos. Es una guerra y pronto viviremos las peores batallas.

Un buen amigo, exaltado y enfurecido decía no sin razón.

Lo que hicieron los del Seguro Social es una traición a la Patria porque no se le puede calificar de otra forma”.

Cuando se vive la desgracia de perder vidas por falta de equipo en estas batallas es como vender cañones y rifles con sobre precio en una guerra entre ejércitos.

Si permanece en la impunidad Manuel Bartlett Álvarez, todo el rollo del odio a la corrupción del Presidente se vendrá abajo y enlodará más al sexenio. Porque además tenemos noticias de muchas corruptelas a la sombra de las compras multimillonarias y directas en las dependencias federales. Ya las apuestas están echadas: ¿habrá o no investigación y castigo?

Fe de erratas: Cuando comenté en una columna anterior el nombre de la empresa petrolera perteneciente al Reino de Noruega, me equivoqué. No es Petronor el nombre correcto es “Equinor”, antes llamada Statoil.

Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?