Un daño irreparable

Soy de los que opina que el protagonismo y politización que ha hecho el subsecretario López-Gatell, ha empeorado todo y da paso a que una reconocida científica publique algo que difícilmente podrá objetar el gobierno del presidente AMLO.

Avatar del

Por: José Luis Palacios Blanco

“Un daño irreparable: la criminal gestión de la pandemia en México” de Laurie Ann Ximénez Fyvie, académica de la UNAM, es un libro que desnuda el manejo que ha hecho el Gobierno federal de la pandemia Covid-19. 

Soy de los que opina que el protagonismo y politización que ha hecho el subsecretario López-Gatell, ha empeorado todo y da paso a que una reconocida científica publique algo que difícilmente podrá objetar el gobierno del presidente AMLO. Ahora atacarán a la Dra. Ximénez; el gobierno federal quizá la acuse de haber votado por la oposición o de tener familiares con sus adversarios o de tener otra nacionalidad, el asunto será descalificarla.

Me parece que el problema es querer engañar al pueblo prometiendo vacunas por millones y ocultando los contratos que describirían si es o no cierto lo que anuncian ¿Por qué no hablan con la verdad? ¿Por qué distorsionar la verdad sobre las vacunas? ¿Por qué evitan que los gobernadores e iniciativa privada puedan importar directamente vacunas? El gobierno federal debería enfocarse en detener la propagación con medidas de confinamiento y en que AMLO ponga el ejemplo.

Deberían ser realistas, dejar de hacer campaña partidista por parte de Morena y apoyarse en los gobiernos locales; bien podrían enfocarse en la población de 35 a 60 años que es la población que más muere. Pero presumir 600,000 vacunas en un País de 140 millones y canalizar vacunas a Siervos de la Nación y a maestros de Campeche, es tonto. Hoy, con mutaciones del virus, se complica todo. Con la falsa confianza en los ciudadanos -al hacer el presidente AMLO publicidad de que llegarán millones de vacunas-, se relajan las medidas de confinamiento.

Por perder como muchos, a gente querida en la historia de la pandemia del Covid, veo con tristeza que serán más decenas de miles de muertes. Lo irresponsable del gobierno federal estriba en sub informar y dar desde febrero, consistentemente, de parte del Subsecretario, una idea falsa, triunfalista de la pandemia, de las medidas y de las cifras. Han pasado por el subregistro de muertes hasta el desprecio por las medidas sanitarias como el cubre bocas, aun reconociendo que las autoridades en general, tienen una responsabilidad parcial, en el control de la pandemia, pues al final, somos los ciudadanos, quienes tenemos sobre nuestros hombros las decisiones.

Hoy estamos en pleno pico de la pandemia Covid en México y los índices de popularidad del Presidente siguen en lo más alto. Gracias a los programas sociales que –es cierto-, ayudan a mitigar los estragos de la pobreza y del Covid, pero que generan (como siempre lo denunció AMLO del PRI) clientelismo y dependencia, el Presidente sigue y seguirá siendo popular, aunque nuestro pueblo siga pobre y perdiendo todos, la oportunidad de formar juntos una cultura de superación y de concordia.

La autora del libro, sentencia que el gobierno mexicano ha llevado “la política por encima de la vida y la salud de los mexicanos… y esto basado en decisiones determinadas por la ignorancia, la negligencia y la irresponsabilidad”. El libro es una dura crítica desde lo académico, sobre el manejo del Gobierno federal, quien prometió que en enero tendríamos cobertura universal de vacunas en medio de un espectáculo mediático para la recepción y distribución de las vacunas.

Laurie Ann recibirá críticas por este libro que se está vendiendo rápidamente en Amazon, pues refleja el punto de vista que muchos tenemos sobre López-Gatell y quien como merolico, sigue soltando cantidad de cifras y frases, huecas y lo peor, falsas. 

En febrero dijeron que era “menor que la influenza”; en marzo, que “eran pocos los contagios” y “no haremos lo mismo que Calderón”; en abril, que “habíamos domado la pandemia” y que nos “había caído como anillo al dedo” y en diciembre que “todos estaríamos vacunados en enero”; que antes de que acabara marzo estarían vacunados 40 millones de paisanos. 

Hoy sabemos que las vacunas rusas y chinas (que no han sido probadas) suplirán a las occidentales y que es imposible la promesa del presidente AMLO de vacunar en un año al 70% de la población, pues tendríamos que vacunar a 2 millones por mes. Hacer una campaña de vacunación sin vacunas, es como rifar un avión sin avión.

*  Consejero local de INE.

Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?