Una noche en la ópera: Don Giovanni

Uno de los libros de ópera más divertido, interesante y ameno que conozco es “A Night at the Opera” escrito por Sir Denis Forman quien fuera durante nueve años director de la Royal Opera House de Londres en Covent Garden.

Avatar del

Por: Vicente Aboites

Uno de los libros de ópera más divertido, interesante y ameno que conozco es “A Night at the Opera” escrito por Sir Denis Forman quien fuera durante nueve años director de la Royal Opera House de Londres en Covent Garden, como subtítulo, se añade: “Guía irreverente a las tramas, los cantantes, los compositores y las grabaciones”.  Todo el libro contiene un encantador y muy británico sentido del humor.

Por ejemplo, cada una de las óperas presentadas inicia con una breve frase de identificación, así La Traviata es “Esa en donde una meretriz se convierte en una vergüenza social para la familia de su amante, ella lo manda al cuerno y luego su corazón de oro sucumbe a la tuberculosis”, Tosca es “Esa en donde la Prima Donna le mete un puñal al jefe de la policía y su amante enfrenta a un pelotón de fusilamiento que no debería de matarlo, pero lo hace”. Allí encontramos que Don Giovanni es “Esa en donde un galán, antes de que la ópera inicie, lleva 1965 conquistas y antes de que la ópera termine realiza cuatro intentos más de seducción, finalmente es enviado al infierno”. El capítulo titulado “Operística” de este libro contiene secciones que son simplemente hilarantes, como esa donde describe a la “audiencia” o asistentes a la ópera y la clasifica en; esnobistas (snobs), ostentosos (glitzies), directivos (corporates), despistados (casuals) y fanáticos (buffs).  Ejemplo de una conversación entre esnobistas es la siguiente:

Esnob 1: La forma en que Futti abordo la cavatina en el Acto II me recordó mucho a Zbalione en la producción de 1956 en la Scala. Ejecutó las appoggiaturas  con el mismo estilo antiguo italiano.

¿Demasiados anuncios?

Disminuir publicidad

Esnob 2: Pero mucho más rápido que Zbalione.  ¿Estará de acuerdo en que la interpretación definitiva fue la de Mastitis en 1962 en Unter den Linden?

Esnob 1: ¡Um! (tiene que hacer “um” puesto que él no estuvo en Unter den Linden en 1962, pues aún estaba en la escuela primaria y esto es algo que el esnob 1 sabe).

Un ejemplo similar de diálogo entre directivos es:

Un hombre (hojeando con dificultad el programa): ¿Susy, me dijiste que la ópera de hoy es Tan Hoser?

Cecy: Es correcto Charly, Tan Hawser.

Charly: Pero hoy es martes ¿no?

Cecy: Es correcto Charly, martes.

Charly: Mmm… entonces la ópera que estamos viendo debería de ser, Faustino. [Fausto]

Inmediatamente Sir Denis Forman señala que: “El presidente de la casa de ópera me señaló que decir esto es muy injusto, pues hay muchos directivos que son personas muy cultas y que si nos seguimos burlando de ellos dejarán de hacer donaciones para la ópera, y entonces ¿a dónde vamos a parar?”

Posteriormente el autor afirma que “algunos, pero no todos, los críticos son esnobs, de hecho, hay algunos que realmente disfrutan la ópera”.  Los ejemplos de diálogos entre “ostentosos” son también divertidos, lástima que no hablan de ópera.

La descripción del público asistente a famosas óperas del mundo como la Scala y el Met, entre muchas otras, es también graciosa, particularmente la relativa a países que ya no existen como la Unión Soviética de la que afirma: “Tradicionalmente el Bolshoi tiene el peor público imaginable, formado principalmente por directivos i.e. líderes sindicales, oficiales de gobierno y muchos otros que fueron enviados desde Murmansk o Vladivostok como premio por la tremenda producción lograda de carbón o cosas parecidas, su respuesta a la ópera es tan sincera como sus boletas para votar”.

En la sección titulada “Detrás del Telón” hay abundantes comentarios sobre la vida dentro del mundo de la ópera. Así, cuando se habla de la muerte se afirma: “La muerte es en la ópera extremadamente común y tiene características que son desconocidas en el mundo real. Normalmente hay un periodo que anuncia la muerte inminente de algún personaje y entonces éste padecerá de una compulsión a cantar. Hay pocos casos en el mundo de la ópera en los que la muerte ocurra sin una aria o por lo menos una cavatina. Este periodo, anunciando la inminente muerte, puede durar todo un acto. Ni siquiera la decapitación puede asegurar una muerte sin aria, la víctima aprovechara cualquier oportunidad para cantar en su camino al cadalso”.

A cada ópera descrita, Sir Denis Forman le otorga una calificación, siendo “Alpha plus” la máxima para referirse a una obra maestra. Con esta nota encontramos tres óperas de Mozart, tres de Verdi, dos de Puccini, así como una de Bizet, de Donizetti y de Wagner, respectivamente. ¡Solo once óperas!  Desde luego, Don Giovanni de Wolfgang Amadeus Mozart pertenece a esta lista.

Sabemos que, en periodos de crisis, como el que actualmente con determinación enfrenta México, muchos países y gobiernos del mundo a nivel nacional y local, tienden a disminuir los presupuestos para arte y cultura.  Desde este punto de vista podemos felicitarnos de que el Forum Cultural del Instituto Estatal de la Cultura de Guanajuato apoye la presentación de extraordinarios manjares artísticos como la ópera Don Giovanni.

El sitio Opera World presentó el pasado 7 de noviembre un artículo en su sección Crítica, titulado: “Don Giovanni ‘absuelto’ en el Teatro del Bicentenario de León”. Allí se señala que, “…en esta coproducción Paco Azorín respeta el espíritu del dramma giocoso original, basando su concepto escénico en la idea de que nadie está en posición de juzgar a don Juan, pues todos participamos en mayor o menor medida del juego de la seducción y la conquista. En la era del movimiento #MeToo contra el acoso sexual y de la corrección política, exonerar a don Juan de sus actos puede resultar, cuando menos, arriesgado”.

Hace algunos años en Londres presencié Don Giovanni en un formato escénico tradicional, bellísimo, una experiencia memorable que recuerdo con enorme alegría y nostalgia.

Sabemos también que para algunas personas de gustos un tanto conservadores, digerir el nuevo y moderno formato escénico presentado por Paco Azorín puede ser difícil, pero en mi opinión éste tiene las siguientes e importantes ventajas: A diferencia de un formato escénico tradicional en el que un espectador que desconoce la trama puede no entender qué ocurre, en el formato de Paco Azorín a lo largo de cada escena -de hecho, a lo largo de toda la obra- deja sin ninguna duda y con absoluta claridad la temática a tratar; la vida de un galán irremediablemente insaciable y promiscuo. La siguiente y fundamental ventaja es que acerca al público joven al mundo de la ópera y es probable que iniciada esta afición con el tiempo surja el deseo de presenciar las mismas óperas, pero en producciones escénicas tradicionales, que tengo la certeza de que nunca pasarán de moda, y esas presentaciones serán siempre esperadas con la máxima atención y curiosidad por todo el público.

Sabemos que lo mismo ocurre en el teatro, la presentación de una tragedia de Sófocles o de Shakespeare en un formato moderno es interesante pero nunca reemplazará a la misma obra en su formato escénico clásico tradicional. Desde luego, es claro que ni en la ópera ni en el teatro se propone ningún reemplazo sino simplemente presentar una exploración escénica moderna que es artísticamente perfectamente válida. El elenco de solistas -todos sin excepción- en Don Giovanni se lleva las palmas, pero Sarah Traubel, la medalla de oro, lo mismo que el coro bajo la dirección del joven y talentoso maestro Jaime Castro Pineda. Como siempre, la dirección musical del maestro Roberto Beltrán-Zavala, deslumbrante.

Finalmente, me confieso incapaz de comprender la presencia en el escenario de un Mozart anciano ¿cómo? ¿por qué? ¿para qué? ¡Mozart nunca fue un anciano, murió muy joven, a los treinta y cinco años! Podríamos conjeturar que probablemente represente la imagen de Mozart que nos visita riéndose de su vida genial y desenfrenada en la Tierra, ya que seguramente inspiró a su Don Giovanni en su vida misma.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?

Te podría interesar