Opinión

Valero y Pemex (Las comparaciones son hermosas)

Si quiere conocer el tamaño de la tragedia de Pemex y la absurda construcción de la refinería de Dos Bocas, basta asomarse a los números de cualquier petrolera internacional.

Avatar del

Por: Enrique Gómez Orozco

Si quiere conocer el tamaño de la tragedia de Pemex y la absurda construcción de la refinería de Dos Bocas, basta asomarse a los números de cualquier petrolera internacional. Una comparación simple con la empresa Valero de Texas nos da luz sobre el tema. 

Valero vendió el año pasado 108 mil millones de dólares. Su negocio son refinerías y gasolineras. Comercializa además gas y otros productos. Los últimos años fueron buenos para la petrolera. Sus ganancias en 2019 ascendieron a 2 mil 400 millones de dólares. 

Esta compañía tiene 15 refinerías con una capacidad de 3.1 millones de barriles diarios. Su valor en el mercado es de 20.5 mil millones de dólares, una quinta parte de la deuda de Pemex. Lo más sorprendente: tiene sólo un empleado por cada 12 de Pemex. En Valero trabajan poco más de 10 mil personas y en Petróleos Mexicanos 128 mil. 

Joe Gorder, CEO o director general de la empresa, gana entre 6 y 17 millones de dólares al año. Todos los funcionarios con responsabilidad ejecutiva como el jefe de operaciones y otros, tienen sueldos de hasta 4 millones de dólares. Su compensación depende de los resultados. Todos sus números con estados financieros y detalles de la operación son públicos y pueden verse en internet en su sitio valero.com.

Como todas las compañías en el mercado, Valero está sujeta al escrutinio de sus inversionistas y a la Comisión de Valores norteamericana. Igual que las otras petroleras pasará un mal año por el bajo consumo de gasolina y el Covid-19. Ya había sufrido durante la pasada recesión de 2008, cuando el precio en el mercado hizo que un diputado mexicano sugiriera que Pemex la comprara. Hubiera sido un gran negocio.

El último dato de las ventas de Pemex (que pude encontrar) es de unos 1,394,000 millones de pesos. A 19 pesos por dólar de promedio en el año pasado serían unos 73 mil millones de dólares. El 70% de lo que vendió Valero.

Cada uno de sus empleados produjo lo que 18 de Pemex. Por esos datos y la deuda acumulada de la paraestatal de 105 mil millones de dólares, sus bonos se consideran ya “chatarra”. 

A pesar de todo, Pemex ha sido el negocio más grande y productivo en la historia de México. Su abultada nómina y pensiones no fueron el factor de la debacle que hoy vive. El responsable de su destino somos usted y yo y todos los mexicanos que permitimos a nuestro gobierno vivir de la extracción de petróleo. Tan sólo en los sexenios del PAN, de Vicente Fox y Felipe Calderón, Pemex contribuía con más de un tercio de los ingresos federales. 

Cuando vemos al gobierno de Venezuela hundirse porque apostó todo a su riqueza petrolera, podemos revisar nuestras cuentas y decir que México se “despetrolizó” con el TLC y la multiplicación de sus industrias. Sin embargo, el Gobierno cometió estupideces que aún hoy pesan. 

Una de esas tonterías fue entregar a los estados, por ley, parte de la “renta petrolera”. 

La crisis de la caída en los precios del crudo cuando inició el sexenio de Enrique Peña Nieto obligó a Luis Videgaray, entonces secretario de Hacienda, a tapar el agujero con deuda. No había de otra para evitar una caída en el PIB nacional. 

Las tonterías siguen, la refinería de Dos Bocas costará al menos 12 mil millones de dólares. El 60% del valor de Valero con 15 refinerías que trabajaron al 97% de su capacidad de 3.1 millones de barriles diarios en 2019. (Continuará)


 

Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?