Opinión

Variaciones de Goldberg

Sabemos que Johann Sebastian Bach quien vivió entre 1685 y 1750, es seguramente el más importante compositor de la historia de la música occidental, además de ser el más alto representante del estilo musical barroco.

Avatar del

Por: Vicente Aboites

Sabemos que Johann Sebastian Bach quien vivió entre 1685 y 1750, es seguramente el más importante compositor de la historia de la música occidental, además de ser el más alto representante del estilo musical barroco.  El catálogo general de su música “Bach-Werke-Verzeichnis” (conocido por sus siglas como “BWV”) cataloga más de mil obras, además de doscientas obras perdidas, de dudosa procedencia o espurias.  Las primeras quinientas obras de Bach, las obras BWV 1 al BWV 524, incluyen; Cantatas, Motetes, Misas, Pasiones, Oratorios, Corales y Canciones.  Es decir, música vocal.  Del BWV 525 al BWV 994.  Es decir 469 obras, son para teclado: orgáno y klavier o harpsicordio, que posteriormente evolucionaria para convertirse en el piano moderno. Finalmente entre el BWV 995 al BWV 1071, se encuentra la música de cámara y orquestal, como por ejemplo sus famosos conciertos de Brandeburgo. Y por último, del BWV 1072 al BWV 1080; allí encontramos  sus Cánones, la Ofrenda Musical y el Arte de la Fuga.

Dentro del repertorio pianístico universal las Variaciones de Goldberg destacan como una de las más importantes obras jamás escritas.  Ningún pianista o especialista musical excluiría a esta obra de cualquier lista que incluya a las más relevantes creaciones musicales del espíritu humano. Una de las primeras biografías de Bach escrita por Johann Nikolaus Forkel, redactada en 1802 y 60 años después de que los acontecimientos en seguida narrados ocurrieron, refiere  que el embajador Ruso en la corte de Sajonia, el Conde Hermann Karl von Keyserling, acompañado de su asistente y músico privado, Johann Gottlieb Goldberg, en sus viajes frecuentemente se detenía en la ciudad de Leipzig para que Goldberg recibiera instrucción musical de Bach.  Dado que el Conde Keyserling padecía insomnio, el señor Goldberg para distraer al Conde de su insomnio, debía tocar el clavecín toda la noche.  Debido a esto el Conde Keyserling le pidió a Bach que escribiera algunas piezas para clavecín que pudieran ser interpretadas por su pianista el señor Goldberg, durante esas noches de insomnio.  Bach aceptó la petición y así nacieron las llamadas Variaciones de Goldberg, pues Johann Gottlieb Golberg fue el primer pianista en interpretarlas.  En recompensa el Conde Keyserling le regaló a Bach la generosa cantidad de cien Luises de oro.   Vale subrayar que esta anécdota es considerada por algunos historiadores como apócrifa.

Las Variaciones de Goldberg (BWV 988) fueron publicadas en 1742 con el título “Aria mit verschieden Veraenderungen” que textualmente es: “Aria con diferentes variaciones/alteraciones/mutaciones”.  Es la única pieza en toda la obra de Bach con esta estructura de un tema y variaciones, sin embargo las variaciones no se basan en la melodía sino en las implicaciones armónicas del acompañamiento del tema que es una “Sarabanda” que Bach escribió para su segunda esposa. La obra inicia con una Aria seguida de treinta variaciones y termina repitiendo el aria inicial (Aria da capo). El pianista y musicólogo Charles Welles Rosen escribió que esta obra es una enciclopedia de música secular: contiene cánones, una fuga, una obertura francesa, una siciliana, un cuodlibeto, solos acompañados y una serie de invenciones y movimientos dancísticos.  Esta obra que es un paradigma del repertorio pianístico fue llevada al Ballet por primera vez por el coreógrafo norteamericano Jerome Robbins estrenándose el 27 de mayo del año de 1971 en el Lincoln Center de Nueva York por el Ballet de Nueva York.  Este fue un acontecimiento artístico mundial de primer orden.  Desde entonces esta obra ha sido presentada por otras importantes compañías de Ballet del mundo como el Bayerishes Staatt Ballet en Munich, Alemania, estrenada el 22 de Abril del 2012, o en el Palais Garnier de la Opera de Paris en el año 2016 con coreografía basada en la original de Jerome Robbins interpretada por Hugo Marchand y Marie Agnès Gillot, o el Opera Ballet Vlaanderen en Bélgica con coreografía de Anne Teresa De Keersmaeker, entre otros ejemplos.

Hasta donde he investigado, ninguna compañía de Ballet mexicana ha presentado esta obra. De hecho el Maestro Humberto Granados Reyes del INBA tuvo la amabilidad de confirmar que en el  archivo histórico de este Instituto, no hay registro de que las “Variaciones de Goldberg” se hayan presentado con la Compañía Nacional de Danza. Ante este panorama con extrema sorpresa y alegría me enteré que la coreógrafa Nora Falcón Directora de la Academia de Danza One en la ciudad de Los Mochis en Sinaloa, presentará las Variaciones de Goldberg en Ballet el próximo 8 de junio en el Teatro José Angel Ferrusquilla de esa ciudad con acompañamiento al piano del maestro leonés Daniel Jiménez. Ojalá que esta noticia estimule a otros artistas para llevar al escenario una obra tan extraordinaria, bella y profunda como son las Variaciones de Goldberg. 

Y tú, ¿qué opinas?