Hunden legalización de matrimonios gay en Colombia

Mundo
|

El Congreso colombiano hundió un controvertido proyecto de ley con el que se pretendía legalizar en el país el matrimonio entre personas del mismo sex

El Congreso colombiano hundió el miércoles un controvertido proyecto de ley con el que se pretendía legalizar en el país el matrimonio entre personas del mismo sexo, se informó oficialmente.
"La Plenaria Senado niega proyecto de ley Matrimonio Igualitario con 51 votos en contra y 17 a favor", escribió el Senado en su cuenta Twitter, al informar del resultado del segundo debate sobre la polémica iniciativa.
Sin embargo, el proyecto puede ser presentado de nuevo, según las leyes colombianas.
A lo largo de la tarde del martes y el miércoles, en las afueras del capitolio, varios centenares de manifestantes, a favor y en contra de la iniciativa, gritaron consignas para defender sus posturas.
La activista Marcela Sánchez, de la no gubernamental Colombia Diversa, que propende por los derechos de la comunidad homosexual, dijo telefónicamente que agradecía "a los pocos senadores que respaldaron esta iniciativa de la igualdad".
"Una vez más el Congreso defrauda a la población (homosexual del país); una vez más nos demuestran (los congresistas) que no tienen independencia; una vez más nos manda al sistema judicial en el cual confiamos por su independencia justamente", añadió.
Otra activista, Angélica Lozano, concejal de Bogotá, opinó vía telefónica que "era de esperarse" que el proyecto fracasara y enfatizó en que "la igualdad es imparable; ellos (los congresistas) tienen mayoría, pero nosotros tenemos la razón".
Añadió que "seguiremos con lo nuestro que es la lucha, seguir buscando nuestros derechos puede ser vía tutela y confiamos en el aparato judicial, en la Corte Constitucional, que es el único terreno que ha reconocido nuestros derechos".
El proyecto se hundió, observó Lozano, "porque nuestra sociedad, los representantes en el Senado, son conservadores en extremo y actuaron sin argumentos".
Desde el principio del debate, la Procuraduría, en representación de la sociedad, y la Iglesia Católica expresaron su desacuerdo con el proyecto de ley. El gobierno, en tanto, se alejó del tema y no invitó a los senadores a votar en determinado sentido.
La Iglesia Católica emitió el martes de la semana pasada un comunicado en el que sostuvo que de aprobarse el matrimonio entre parejas del mismo sexo se les estaría brindando "a estas uniones un reconocimiento jurídico que, implícitamente, subvierte el orden establecido por la naturaleza humana y por nuestro marco constitucional y legal".
Según el cardenal Rubén Salazar la postura de la Iglesia Católica "es también compartida por la inmensa mayoría del pueblo colombiano, por las iglesias históricas y evangélicas, que se unen a nosotros en este empeño común por salvaguardar la naturaleza auténtica del matrimonio y de la familia".
El proyecto fue presentado ante el Congreso porque el 26 de julio del 2011 la Corte Constitucional, la máxima instancia para dirimir asuntos de la carta magna, dejó en manos del Parlamento la decisión de legislar sobre los matrimonios de parejas del mismo sexo.
"Yo creo que como van las cosas, la Corte Constitucional será la que termine definiendo el matrimonio igualitario", ha dicho el congresista Armando Benedetti, del oficialista Partido Social de Unidad Nacional (Partido de la U) y quien presentó el proyecto de ley junto con el representante a la Cámara Alfonso Prada en agosto de 2011.
De todos modos, según Benedetti, "estos debates ayudan a bajar el nivel de ignorancia que existe sobre el tema".
Actualmente las parejas homosexuales en Colombia pueden registrar ante un notario las llamadas "uniones de hecho" o "uniones civiles" pero sin que ello constituya un matrimonio y disfruten todos los derechos, incluyendo la adopción.
Desde 2007 las parejas del mismo sexo, por decisión de la misma Corte Constitucional, pueden heredar y afiliarse al sistema de salud y de pensiones.