(mucho) Menos con menos

"Cualquiera hace más con más. Lo difícil es hacer más con menos".

Avatar del

Por: Jorge A. Meléndez Ruiz

Cualquiera hace más con más. Lo difícil es hacer más con menos".

No recuerdo qué jefe que me dijo esto, pero tenía toda la razón. Una máxima que habría que grabarse bien. Y sobre todo en la era de la disrupción y, bueno, también en los tiempos de la pandemia.

La presión para ser eficiente y productivo es hoy más alta que nunca.

Es fácil, pues, caer en la trampa de cortar costos indiscriminadamente, como lo viene haciendo el gobierno federal.

Recortar costos como "El Borras" cuesta muy caro. Literalmente cuesta vidas, como lo vimos en el Metro de CDMX la semana pasada y como lo hemos visto en el terrible manejo de la 4T de nuestro agobiado sistema de salud. Sin Seguro Popular, con un Insabi que "no sabi" y sin medicinas (a pesar de la ONU) en medio de la pandemia.

Patético.

Donde metes termómetro, ves "ahorros" que perjudican.

Por ejemplo, la Comisión Nacional Forestal (Conafor), donde la 4T ha cancelado 320 plazas, cerca del 20% del total. Ah, y para este año su presupuesto cayó 63%. Por eso la Conafor hoy apenas dispondría de 17 personas en promedio para combatir 92 incendios. Sí, 17 por fuego.

¿Y la respuesta oficial?

"No han tenido disminución de presupuesto, al contrario ha habido más y ahora trabajamos todos juntos, sumando esfuerzos y voluntades. No es de crear plazas, era el concepto de antes, todo lo arreglaban gastando".

Claro, AMLO y sus otros datos. Puro rollo, cero resultados.

Están haciendo "menos con menos". No, me estoy quedando corto. Están "logrando" hacer mucho menos con menos.

Y es que si se cortan costos mal, todo puede incendiarse (¡o descarrilarse!).

Una de las mayores tentaciones al racionalizar costos es apresurarse. Buscar soluciones rápidas que luego terminan por empeorar la salud estratégica y financiera de una organización... o de un país entero.

¿Cómo cortar costos bien?

Te propongo 3 axiomas básicos de un plan efectivo de recorte de costos:

1. No afectar productos o satisfacción de los clientes.

2. Cortar grasa y no músculo.

3. Partir de un entendimiento real de los procesos.

Las reestructuras que funcionan respetan estos principios... y generalmente se cocinan a fuego lento.

"Cuando empresas cortan costos casi siempre lo hacen de forma generalizada y sin conectar las reducciones a su estrategia. Esto provoca que los recortes no se sostengan", explican Paul Leinwand y Vinay Couto en el Harvard Business Review.

Los consultores de PricewaterhouseCoopers recomiendan 5 cambios de enfoque para administrar costos estratégicamente:

a) Conectar costos a la estrategia. Que el presupuesto refleje tus prioridades para reforzar así la propuesta de valor.

b) Repensar costos como herramientas para desarrollar ventajas competitivas. Desmenuzar presupuestos en términos del mercado: producto, servicio al cliente y posición vs. la competencia.

c) Estacionar los costos. Si ya se clasificaron estratégicamente, ahora hay que llevarlos a un estacionamiento imaginario. Analizarlos uno a uno y decidir cuáles deben regresar. Una especie de presupuesto base cero, pero en términos estratégicos.

d) Crear un sistema sostenible para administrar costos. Para transparentar los costos "buenos" (los que apoyan tu estrategia) y para manejar agresivamente los costos "malos".

e) Ser proactivo. Hay que hacer todo esto cuando las cosas están bien, porque cuando llegan los problemas será muy difícil ser analítico. En tiempos de crisis los costos se cortan a rajatabla.

Muy buenos consejos. Seguro te servirán en tu organización.

Pero donde más urge que les prestaran atención es en el gobierno federal. Su estrategia indiscriminada de cortar plazas y presupuesto está saliendo muy cara. Los trámites y la atención de las dependencias federales están cada vez peor. Cada vez son más tardados.

Cómo si las antipolíticas económicas de la 4T que asustan a nuevas inversiones no fueran suficiente condena para México, también hay que sufrir los efectos de una pésima estrategia de recorte de costos.

Ni pichan, ni cachan, ni dejan batear.

Posdata. ¿Fondear el combate a la corrupción es traición a la Patria? Me doy... La incongruencia de YSQ en su máxima expresión.

En pocas palabras...

Lo que es gratis cuesta demasiado". -Jean Anouilh, escritor francés.

benchmark@elnorte.com

Twitter: @jorgemelendez

Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?