Salamanca explosión: comerciantes denunciaron extorsiones antes del ataque

Antes de la explosión del domingo, comerciantes del mercado Tomasa Estévez denunciaron extorsiones en las que les pedían de 5 mil hasta medio millón de pesos.

Avatar del

Por: Redacción

De acuerdo con el testimonio de comerciantes de Salamanca, antes de la explosión del domingo, fueron extorsionados. Fotos: Staff AM.

De acuerdo con el testimonio de comerciantes de Salamanca, antes de la explosión del domingo, fueron extorsionados. Fotos: Staff AM.

Salamanca, Guanajuato.- Antes de la explosión en Salamanca en el bar Barra 1604 , comerciantes del mercado municipal Tomasa Estévez, denunciaron extorsiones en las que les piden de los 5 mil semanales hasta el millón y medio de pesos.

El ataque con bomba dejó dos muertos, Mauricio Romero, socio del establecimiento y Mario Alberto Hernández, gerente del restaurante, además de cinco heridos, dos de ellos de gravedad. 

De acuerdo con los comerciantes, la reaparición de extorsiones causó el cierre de negocios que trataron de regresar a la actividad comercial.

En negocios pequeños como puestos semifijos, los delincuentes llegan y amenazas con cartas, llamadas telefónicas o hasta personalmente a los compañeros, en el sentido de que deben de pagar 5 mil pesos a la semana para no ser agredidos y eso significa que prácticamente tu trabajo y esfuerzo sea para darles el dinero a esos delincuentes “, dijo un comerciante que tiene un puesto semifijo.

Otro comerciante explicó que por ejemplo, un empresario cerró su negocio por las amenazas que sufrió si no pagaba una cuota.

Pasó el tiempo, alrededor de cinco meses y cuando trató de reiniciar sus actividades, de inmediato llegaron los delincuentes y le exigieron 1 millón y medio de pesos o de lo contrario matarían a sus empleados y familia. Como resultado el empresario decidió abandonar su actividad comercial.

No denuncian extorsión por falta de confianza en autoridades

No denunciamos porque no tenemos confianza en las autoridades, de inmediato se dan cuenta los delincuentes si lo hacemos, entonces, ¿quién les dice a ellos que presentamos denuncias?, por eso no hay denuncias”, dijo otro de los comerciantes.

Finalmente los comerciantes dijeron que los extorsionadores primero dispararon armas de fuego contra una pollería, luego comenzaron a extorsionarlos.

En ese entonces, durante aproximadamente 20 días la oficina que ocupaba la Guardia Nacional y Policía Municipal en el Mercado estuvo cerrada, por lo que se sienten indefensos.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?