Narcolepsia: Qué es y cuáles son sus síntomas

La narcolepsia es un trastorno crónico del sueño que se caracteriza por una somnolencia extrema durante el día y ataques repentinos de sueño

jueves, 23 de junio de 2022 · 00:00

Los trastornos del sueño son una realidad que está presente en la sociedad y que tiene serias consecuencias en la calidad de vida de las personas, en lo cual a menudo están severamente infradiagnosticados y sin tratar. La narcolepsia es un ejemplo paradigmático de estas patologías.

La narcolepsia es un trastorno crónico del sueño que se caracteriza por una somnolencia extrema durante el día y ataques repentinos de sueño; las personas que padecen narcolepsia a menudo tienen dificultades para mantenerse despiertos durante períodos largos, sin importar las circunstancias. La narcolepsia puede provocar alteraciones graves en la rutina.

Este trastorno crónico no tiene cura, sin embargo, los síntomas se puede controlar con medicamentos y cambios en el estilo de vida; al igual contar con el apoyo de los demás (como la familia, amigos, empleadores y maestros) puede ayudarte a afrontar la narcolepsia

¿Cuántos tipos de narcolepsia existen? 

Este trastorno puede estar acompañado por una pérdida repentina del tono muscular (cataplejia), que puede producirse por una emoción intensa; asimismo la narcolepsia que se encuentra acompañada de cataplejia se conoce como narcolepsia de tipo 1 y la que ocurre sin cataplejia se conoce como narcolepsia de tipo 2. Las cuales consisten en lo siguiente: 

  • Narcolepsia tipo 1: Tener demasiado sueño durante el día, cataplexia y niveles bajos de hipocretina
  • Narcolepsia tipo 2: Implica tener demasiado sueño durante el día, pero no cataplexia y un nivel normal de hipocretina

Por otro lado, los signos y síntomas de la narcolepsia pueden empeorar en los primeros años y continuar de por vida. Algunos ejemplos son los siguientes: 

1. Somnolencia excesiva durante el día

Las personas que padecen narcolepsia se quedan dormidas sin aviso previo, en cualquier lugar y momento; por ejemplo, es posible que estés trabajando o hablando con amigos y de repente te duermas durante algunos minutos o hasta media hora. Cuando te despiertes, te sentirás descansado, pero más adelante volverás a sentir sueño.

2. Pérdida repentina del tono muscular 

Este trastorno, llamado cataplejía, puede provocar varios cambios físicos, desde problemas en el habla hasta debilidad absoluta en la mayoría de los músculos, y puede durar unos cuantos minutos. 

La cataplejía no se puede controlar y es provocada por las emociones intensas, por lo general positivas como la risa o la emoción, pero en ocasiones también aparece con el miedo, la sorpresa o el enojo. Por ejemplo, cuando te ríes, es posible que tu cabeza caiga sin control o se te doblen las rodillas de repente.

3. Parálisis del sueño. 

Aquellos que sufren narcolepsia a menudo experimentan una incapacidad temporal para moverse o hablar mientras se quedan dormidos o al despertar; estos episodios suelen ser breves (duran unos segundos o minutos) pero provocan miedo. 

4. Cambios en el ciclo de sueño con movimiento rápido de ojos (REM)

Durante el sueño REM, el cerebro y el organismo se energizan, y es cuando se sueña. El ciclo REM puede presentarse en cualquier momento del día o la noche para las personas que padecen narcolepsia. Aquellos que tienen narcolepsia a menudo llegan rápido al ciclo REM, generalmente unos 15 minutos después de quedarse dormidos.

5. Alucinaciones

Estas alucinaciones se conocen como alucinaciones hipnagógicas si ocurren cuando te estás quedando dormido, o alucinaciones hipnopómpicas suceden al despertar; un ejemplo es la sensación de que hay un extraño en la habitación. Estas alucinaciones pueden ser muy vívidas y terroríficas, ya que no estás dormido por completo cuando empiezas a soñar y experimentar los sueños como si fueran realidad.

Las personas con narcolepsia pueden tener otros trastornos del sueño, como apnea obstructiva del sueño (un trastorno donde la respiración comienza y se detiene durante toda la noche), el síndrome de piernas inquietas e incluso insomnio. Es por ello que debes consultar a tu médico si tienes somnolencia diurna excesiva que altera tu vida personal o profesional.

Más de