¿Cómo lograr el sueño reparador en los bebés?

Expertos pediátricos de Chicco destacan que durante los primeros meses de un bebé, el cobijo de los padres es muy importante, así como otras recomendaciones

Por: Mayra Córdova Sánchez

Dormir cerca del bebé reduce un 50% de riesgo de contraer Síndrome de Muerte de Cuna. Fotos: Cortesía Pexels.

Dormir cerca del bebé reduce un 50% de riesgo de contraer Síndrome de Muerte de Cuna. Fotos: Cortesía Pexels.

León, Guanajuato. Durante los primeros meses de vida del bebé, es necesario cuidar su sueño para brindarle seguridad, por lo que con su expertis, la empresa Chicco comparte algunos consejos para el sueño reparador y de calidad. 

Los expertos pediátricos aconsejan vigilar el sueño del bebé durante los primeros meses de vida. Esto se debe hacer cerca de mamá y en la habitación de los padres, ya que la proximidad tiene muchas ventajas como: facilitar la alimentación nocturna y el cuidado del recién nacido, transmite bienestar y serenidad entre padre y bebé fomentando su vínculo. 

Destacan también que dormir cerca del bebé reduce un 50% de riesgo de contraer Síndrome de Muerte de Cuna, que puede afectar el primer año de vida. 

El primer consejo es que el bebé debe dormir cerca, pero no en la cama con los padres, ya que durante los primeros meses de vida puede correr el riesgo de sofocación o sobre calentamiento. 

Se recomienda que duerma en la cuna o colecho junto a la cama para que sienta la presencia de sus papás. 

Esto también le permite tener mayor seguridad y los adultos podrán dormir más tranquilos y con unas horas más de sueño. 

Otro consejo es que duerma boca arriba, esto evita el Síndrome de Muerte de Cuna y es importante que duerma sobre una superficie plana o rígida, con su espalda relajada y evitando los cojines o los materiales suaves y voluminosos. 

Como tercer consejo, está el uso del humidificador en la habitación, algunos pediatras lo recomiendan para restaurar el nivel óptimo de humedad en la habitación. 

El bebé no necesita el uso excesivo de mantas o edredones, ya que solo calientan la habitación y no permiten un sueño tranquilo. La cuna también debe estar lo más lejos de las ventanas y radiadores. 

La hora del baño es un momento en que se crean vínculos entre los padres e hijos, se puede dar masaje al bebé y hablarle. 

En este momento es importante cuidar la temperatura del agua ya que eso ayuda al cuidado de la piel y a que lo disfrute más. 

Al terminar, el uso de alguna crema, loción o aceite de lavanda, terminará por relajarlo para que pueda disfrutar de su sueño. 

Y como último consejo, la música ayuda a concebir un descanso tranquilo, esta puede ser de jazz o sonidos de la naturaleza. 

Y tú, ¿qué opinas?