La clave de la lucha contra la depresión, está en la prevención, advierte experto

Este 13 de enero es el Día mundial de la lucha contra la depresión, una enfermedad que se ha vuelto de las más incapacitantes en los últimos años. En ese sentido, un experto en salud mental señala los factores que llevan a una persona a padecer depresión y cómo prevenirlas.

La depresión es una de las principales causas de discapacidad en el mundo según la OMS(iStock)

La depresión es una de las principales causas de discapacidad en el mundo según la OMS | iStock

El 13 de enero se conmemora el Día mundial de la lucha contra la depresión, una fecha dedicada a crear conciencia sobre la importancia del tratamiento de esta enfermedad que, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), afecta a más de 264 millones de personas en el mundo y es la primera causa de discapacidad a nivel global.

Tan importante como un tratamiento digno, oportuno y de calidad, lo es la prevención; así lo explicó en entrevista Daniel Galván Galaviz, psicoterapeuta clínico quien además explicó algunos factores que contribuyen a desarrollar depresión.

¿Qué causa la depresión?

La depresión se ha convertido en un padecimiento muy frecuente que, se estima, afecta a cuatro de cada 10 personas en el mundo. Galván Galaviz informó que, si bien influyen factores genéticos para desarrollar depresión, también factores como el desgaste mental, la exigencia social y laboral, las dificultades económicas, entre otros, son detonantes del trastorno.

¿Demasiados anuncios?

Disminuir publicidad

Asimismo, señaló que en el contexto actual “existe una gran presión social por ser alguien exitoso y alguien feliz y eso acaba produciendo una gran decepción de uno mismo y provocando depresión”.

“Se crea una expectativa de lo que deberíamos de ser a nivel familiar, laboral y personal […] Se han construido ciertas expectativas de lo que deberíamos hacer para ser felices y, ante la dificultad para lograrlo, la persona se siente decepcionada de sí misma”, observó.

Cuestionarse las expectativas

Esas expectativas, generalmente aceptadas, se convierten en una suerte de máxima para los individuos quienes se esfuerzan por cumplirlas sin ponerlas en tela de juicio

“La depresión tiene que ver con un profundo sentimiento de desilusión, como estar enemistado con uno mismo y entonces, al tener expectativas tan altas y fantasiosas uno acaba sintiéndose como no suficiente; y, en lugar de cuestionar las expectativas, lo que nos cuestionamos es a nosotros mismos”, comentó el especialista.

En ese sentido, aseveró que la mejor alternativa que se tiene ante este conflicto es cuestionar esos constructos y expectativas en lugar de ser nuestros principales detractores

“En lugar de decir ‘¿Por qué tendría yo que ser adinerado? o ¿Por qué tendría que tener una familia para ser feliz?’, nos ponemos nosotros en juicio y construimos discursos muy peyorativos hacia nosotros mismos como ‘eres un fracasado' o ‘eres un tonto’ y eso no es sano”.

La crianza es clave en la depresión

El psicoterapeuta afirmó que la crianza durante la infancia es un elemento clave para que una persona pueda o no presentar depresión o algunos otros trastornos mentales a lo largo de su vida

“Un niño que fue criado con maltrato, que le gritaban que era un tonto, que le pegaban […] eso acaba lastimando el cerebro y esa persona va a tender más hacia la ansiedad y hacia la depresión”, advirtió.

Por otra parte, señaló que los mensajes que un individuo recibe de niño se convierten en un discurso que se va a repetir de adulto; por ejemplo “‘Soy un tonto, no me dieron el aumento porque soy un tonto’”.

Ante esto, apostar por una crianza respetuosa, responsable y empática, con apegos saludables y redes de apoyo es la mejor alternativa para disminuir a futuro la tendencia a la alza de los casos de depresión.

La depresión en una sociedad consumista

Otro de los factores que el experto enumeró como determinante para presentar depresión, es que en la sociedad actual “se está apostando por otro tipo de cosas como el dinero y el prestigio, en lugar de procurar vínculos afectivos reales; y eso explica porqué hay gente tan adinerada o tan famosa que se siente profundamente deprimida o muy sola”.

“La sociedad se ha centrado más en lo individual; y aunque por un lado pareciera que centrarnos en la persona, produciría más felicidad o más amor propio, al centrarnos más en el individuo le produce a éste más exigencias que cumplir”, reiteró.

Por otra parte, apuntó que existe un sistema económico basado en el consumo, “en el que las mismas emociones y las mismas personas son productos a consumir” y como productos tienen que ser deseables, lo que suma más presión sobre las personas.

Añadió que hay una constante búsqueda de tener prestigio social, de ser reconocido o famoso y para ello las personas recurren a las redes sociales, a tener (o aparentar tener) mucho dinero, o a ser famosos a costa de lo que sea y en el proceso, el individuo puede estar expuesto a sufrir infelicidad para conseguir aquello que piensa que lo hará feliz.

“Lo que más va a prevenir la depresión es sentirse parte. Cuando una persona tiene vínculos profundos y reales, que le hacen sentir parte de algo o de alguien, es más raro que esa persona llegue a sentirse profundamente deprimida.”
Daniel Galván Galaviz, psicoterapeuta.
 

La clave de la salud mental está en la prevención

“La salud mental se logra con la prevención”, afirmó el especialista en la materia. Refirió que se debe prevenir el desarrollo de la depresión y no solo limitar los esfuerzos en tomar medidas remediales. 

“La clave de la salud mental está en cuidar de ella y eso implica mejorar las políticas públicas para generar mejores contextos para que las personas puedan desarrollarse en entornos sanos”, comentó Daniel Galván.

En sus palabras si “todas las personas tuvieran sus necesidades básicas cubiertas, se podría apostar más a crear vínculos, comunidades sensibles, apostarle a tener cuidados sanos y que los padres tengan apoyo de su contexto para llevar a cabo una crianza favorable, ésa es la verdadera apuesta por la salud mental”.

Por otro lado, aunque cada vez más gente va a terapia, ésta se circunscribe al ámbito privado en la mayoría de los casos; mientras que para la población en general sigue siendo difícil acceder a servicios de salud mental públicos.

“Las políticas públicas tienen poco alcance para garantizar el derecho a la salud mental a todas las personas [...] No alcanza la cantidad de psicoterapeutas y de psiquiatras en el servicio público para atender a todos los que lo necesitan”,  lamentó.


 

Consejos para prevenir y acompañar en la depresión

Además de lo ya señalado, el entrevistado dio consejos muy puntuales para prevenir la depresión:

  • Estar abierto a construir contextos sensibles para el cuidado de todas las personas
  • Generar comunidades cuidadoras, respetuosas y sensibles
  • Detectar señales de depresión y buscar ayuda profesional cuando se detecta
  • Estar dispuesto a brindar ayuda a quien atraviesa por un episodio depresivo

Al respecto, apuntó que es muy común que una persona no externe que se siente deprimida por miedo al estigma social y a ser juzgado; a decir del especialista, esto no ayuda a sanarlo. Por el contrario,“ayuda mucho hablar del porqué me siento deprimido, ponerle palabras a las sensaciones y hacerlo con el afán de entender”.

Quien brinde acompañamiento, por su parte, debe procurar ser empático y paciente 

“A veces las personas tendemos mucho a querer sanar; entonces nos desespera que la otra persona no esté bien y le decimos ‘trata de disfrutar la vida’ o ‘échale ganas’ y eso no ayuda; lo que realmente aporta es acompañar a la persona y decirle ‘estoy aquí para ti, para apoyarte si quieres llorar, estoy aquí para distraernos, estoy aquí para abrazarte si lo necesitas’, éso sí ayuda mucho”, resaltó.

Para finalizar, informó que la depresión no es algo permanente, sino que una persona puede tener uno o varios episodios de depresión a lo largo de su vida, pero con la atención adecuada puede salir de ellos y volver a disfrutar de la vida.

“Hay que entender que atravesar un cuadro depresivo no es ser una persona depresiva, un diagnóstico no te define”, puntualizó.

También te puede interesar: ¿Comó identificar la depresión?

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?

Te podría interesar