Aumentaron los suicidios de menores de edad en México durante la pandemia. Registran "máximo histórico"

En el Día Mundial para la Prevención del Suicidio es importante poner los reflectores en estas cifras tan alarmantes.

Por: Cynthia Esmeralda Mares Palacios

10 de septiembre Día Mundial para la prevención del suicidio(istock)

10 de septiembre Día Mundial para la prevención del suicidio | istock

El 2020 fue un año crítico en todos aspectos; lo fue también para los niños, niñas y adolescentes (NNA) de México que vivieron el aislamiento muchas veces sin poder comprenderlo del todo. Durante la pandemia por Covid-19 se registró un aumento en la cifra de suicidios con un total de mil 150 menores de edad que decidieron quitarse la vida.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), esta cifra nunca antes había sido registrada. De los mil 150 menores,  278 tenían entre 10 y 14 años, lo que representa 14.5 por ciento del total de suicidios del periodo que asciende a 7 mil 896 entre todas las edades.

El INEGI apuntó que la cifra de suicidios incrementó a razón de 37 por ciento respecto al año 2019; es así que se convirtió en la tercera causa de muerte en NNA, tan solo por debajo de tumores malignos con 494 decesos y accidentes con 523.

Por su parte, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) informaron que México tiene uno de los mayores incrementos de suicidio entre su población. Por lo que aseguraron que 

“La prevención de suicidio, debe ser una prioridad de salud pública, no solo por la cantidad de muertes por esta causa, sino por los efectos complejos y perdurables que tiene en la salud mental de los círculos sociales de las personas que mueren por suicidio.”

Cristian Morales, representante de OPS/OMS en México, afirmó que estas cifras son realmente alarmantes y agregó 

“Sabemos que situaciones como la actual de la pandemia por la COVID-19 conlleva el aumento de riesgos para la salud mental, así como el incremento en las muertes por suicidio, como se ha documentado durante o después de periodos de recesión económica, pandemias y catástrofes a gran escala”.

Explicó que en estas situaciones hay  un aumento de factores de riesgo tales como la violencia doméstica, el abuso en el consumo de alcohol, vulnerabilidad por enfermedad mental, factores de estrés financiero, ansiedad por infodemia, aislamiento social, sentimientos de desesperanza, soledad y duelo.

Asimismo, señaló que para los NNA es especialmente difícil enfrentarse al confinamiento, a las restricciones a la movilidad, a la suspensión de clases, entre otros factores, que pueden generar “afectaciones graves en las etapas de desarrollo y salud mental por falta de convivencia comunitaria y por segregación social”.

El representante también afirmó que hay afectaciones en su proyecto de vida debido a la “deserción escolar y al incremento de la desigualdad, la vulnerabilidad ante la violencia familiar, el incremento en homicidios y los embarazos en menores de edad”.

Por su parte el senador de la República Alejandro Encinas publicó un reporte en su página web donde proporciona datos de la Secretaría de Salud. Refiere que en el año 2020 se registró una “cifra sin precedente en suicidios de niñas, niños y adolescentes.” 

La tasa de suicidios en niños, niñas y adolescentes aumentó 12 por ciento (de 4.63 a 5.18) entre 2019 y 2020, lo que calificó como “un máximo histórico”. En tanto que el pensamiento suicida en adolescentes aumentó de 5.1 por ciento a 6.9 por ciento de 2018 a 2020. 

Finalmente, la conducta suicida en adolescentes aumentó de 4 por ciento a 6 por ciento en ese mismo periodo.

8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?