Geovanella Fararoni exhibe a su entrenador cubano acosándola (VIDEO)

La levantadora de pesas exhibe el supuesto acoso del entrenador cubano

lunes, 13 de septiembre de 2021 · 00:00

Geovanella Fararoni pasó de los sueños de gloria al infierno del acoso. La pesista poblana, hoy de 24 años, ha denunciado las supuestas insinuaciones sexuales, hostigamiento y agresiones por parte del entrenador cubano Emiliano Elizardo Borrell Patridge, contratado por la Comisión Nacional del Deporte (Conade).

Giovanella Fararoni.

En Instagram y a través de un amplio reportaje publicado por la revista Proceso, Geovanella Fararoni narra cómo Emiliano Borrell le sugirió tener relaciones sexuales "si es que quería ser campeona" y cómo la ignoraron los departamentos administrativo, médico y psicológico del Instituto Poblano del Deporte.

De la denuncia interna, ignorada por los directivos, Giovanella pasó a la publicación de un live en Instagram, en el que insertó conversaciones de Emiliano Borrell. En los audios se escucha al cubano proponerle "ir a tomar unas cervezas e ir a un motel".

"(Una vez anterior) te hablé con una segunda intención, es cierto, pero siempre deseando que cumplas tu objetivo y de que si tienes el deseo de ser campeona, pues podemos tomar una cerveza, ir a un motel, tener sexo una, dos o hasta tres veces y que tu sueño no cambie".

TE PUEDE INTERESAR: EL PORTERO QUE SE TIRÓ A LAS VÍAS DEL TREN POR TEMOR AL FRACASO.

Fotos y comentarios fuera de lugar

Ya en una entrevista con Proceso, Geovanella narra otros episodios de acoso. "A mí me gusta que entrenes en licras porque te ves, uuum, taaan rica", le decía con tono lujurioso mientras se lamía los labios.  

"A ver, todas, suéltense el cabello. A mí lo que más me gusta de una mujer es la sensualidad que le da su cabello".

Además, la pesista denuncia que el cubano les tomó fotos a ella y a sus compañeras. "Es que estas fotos se las voy a mandar a mis amistades cubanas", les dijo.

"Entre las fotos, el pelo y "te ves rica en licras", ya me tenía harta y me fui a cortar el pelo hasta las orejas. Al otro día me dijo: "Ya no me gustas así, chica. Ya perdiste tu sensualidad, ya no me gustas como mujer". Delante de todos, una vez dijo: "Me gusta más Marisol porque está delgadita. A Geovanella, por ser acuerpada, a cualquier hombre le puede gustar. A mí me gusta más ella, flaquita"".

TE PUEDE INTERESAR: MATAN A TRES HERMANOS DE FUTBOLISTA ARGENTINO.

"Sería el día del sexo"

Según Geovanella, el acoso se dio no sólo contra ella, sino con la citada Marisol, una compañera menor.

"A Marisol le dijo que si ella decidía ir con él sería el día del sexo. Marisol me lo contó, me llamó llorando. Otra de sus pláticas sexuales fue: "Miren, una vez una chiquita me escribió un mensaje y me mandó una foto de su vagina. Yo me puse tan caliente que tuve que masturbarme". Y Marisol y yo oyendo. Yo me paraba y me iba, pero a ella no la dejaba irse a su cuarto. La tenía hasta la una de la mañana en el lobby contándole".

"Te vendía el sueño de hacerte campeona"

Las grabaciones publicadas por Geovanella en Instagram, fueron hechas por ella y por Marisol. Además, las deportistas denunciaron el caso ante la dirección del Instituto Poblano del Deporte.

"Te vendía el sueño de "te voy a hacer campeona, pero vamos a hacer esto: nos compramos unas cervezas, nos las pasamos bien, bailamos un rato", y me invitaba a ir a su departamento que renta en la colonia Maravillas. Yo le decía "no quiero". Marisol sí iba. Ella sí presentó su denuncia".

El acoso aumentó y según la deportista, el entrenador cubano le presumió fotos de mujeres desnudas.

"Pasaba de decir: "Vas muy bien en el entrenamiento. Vamos a triunfar". Y luego metía el tema& Se vende como un señor que manda bendiciones y trata muy bien a los demás con su doble cara. Una vez me sentó a su lado en la computadora y me dijo: "Mira, Geovanella, te voy a enseñar en mi computadora estas carpetas". Tenían nombres de mujeres. Las abría y tenía fotos sexuales que le enviaban señoras".

TE PUEDE INTERESAR: CUATRO NARCOTRAFICANTES QUE TUVIERON EQUIPOS EN EL FUTBOL MEXICANO.

Siente que la ignoraron

Geovanella Fararoni asegura que no sólo ella y su compañera Marisol fueron acosadas por el entrenador. Marisol incluso denunció los hechos ante la Fiscalía General del estado de Puebla, donde se abrió la carpeta de investigación FGEP/CDI/FEIDVGCM/SEXUALES-I/002192/2021. 

Sin embargo, Marisol llegó a un acuerdo reparatorio con el entrenador a cambio de mil pesos. Borrell le entregó esa cantidad a la deportista y se comprometió a evitar agresiones físicas o verbales, a respetarla en su integridad sexual y a borrar de sus archivos digitales las fotografías de ella.

"(Los directivos) me dijeron: "Le vamos a dar seguimiento"; y no le dieron. Dijeron que lo iban a acusar (a Borrell) ante la Conade (esta dependencia le paga al entrenador mediante un convenio México-Cuba). Yo denuncié ante el Inpode porque ellos son la autoridad deportiva y tenían que hacer algo".

Más de