Afición agrede a arquero lanzándole monedas, éste las recogió y juntó una buena cantidad

Por: Regina Yépez

El duelo de la Primera B de Chile entre Puerto Montt y San Luis fue el marco del suceso

Manosalva reclamó al árbitro que haya permitido una situación así en el partido(Foto: Infobae)

Manosalva reclamó al árbitro que haya permitido una situación así en el partido | Foto: Infobae

La afición del Puerto Montt, en la Primera B de Chile, lanzó decenas de monedas al arquero del San Luis de Quillota Brayan Manosalva, quien hizo algo que pocas veces se ha visto en el balompié: recoger todas las monedas que le lanzaron y las cuales, en conjunto, sumaron más o menos 40 pesos mexicanos.

La semana pasada, el Estadio Bicentenario de Chinquihue, casa del Puerto Montt, albergó el duelo ante el San Luis de Quillota que terminó en empate 1-1, sin embargo, cuando el San Luis vencía 1-0 en el parcial, la afición del Puerto Montt se molestó y empezó a lanzar cosas al arco que Manosalva defendía con la intención de hacerse sentir.

“Esta vez me tocó jugar con la barra en contra atrás, íbamos ganando, no se le estaban dando las cosas y me las tiraron. La mayoría de las monedas estaban dentro del arco y en el área chica”, señaló el cancerbero en una entrevista para el periódico Últimas Noticias.

Hasta un encendedor le lanzaron al portero de 25 años | Foto: Infobae

Aunque el arquero de San Luis sí le reclamó el incidente al árbitro del encuentro, que realmente hizo poco para controlar esta situación, decidió sacar provecho y recoger todas las monedas que después le dejó a una persona que estaba en el estadio.

¿Demasiados anuncios?

Disminuir publicidad

“Eran como 1,700 pesos (equivale a 41 pesos mexicanos), recuerdo que era una moneda de 500 y el resto de 100 (...) Se las entregué a un caballero que estaba ahí,  no sé quién era”, dijo Manosalva.

Pero no sólo fueron monedas las que cayeron de la tribuna para distraer o incluso lastimar al arquero, sino también un encendedor, una reacción que el arquero no quiso dejar pasar y menos ahora que la violencia parece que se ha apoderado del futbol en todos los países.

“Le dije al árbitro todo lo que me habían tirado, que debía estar más atento. En general el deporte es raro, la gente está más agresiva y mi familia me llamó después del partido, preocupados, porque estoy recién jugando y es la primera vez que me lanzan tantas cosas”.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?

Te podría interesar