El árbitro muerto por anularle un gol al equipo de Pablo Escobar: 'El Patrón dijo 'Mátenlo'

Por: Néstor Galindo

Álvaro Ortega anuló un gol en el último minuto y eso le costó la vida

Pablo Escobar y el árbitro Álvaro Ortega.

Pablo Escobar y el árbitro Álvaro Ortega.

Pablo Escobar es quizá el narcotraficante más famoso y sanguinario de la historia, un personaje que dominó no sólo el crimen en la Colombia de los años 80, sino también industrias tan visibles como el futbol.

Bajo su mando, el Deportivo Independiente de Medellín (DIM) se convirtió en club protagonista de la liga colombiana, aunque no pudo alzar un título nacional y eso, en parte, le costó la vida a Álvaro Ortega, árbitro profesional.

El árbitro Álvaro Ortega.

El asesinato de Ortega, en 1989 y después de arbitrar un partido del Independiente en Medellín, paralizó al futbol colombiano y atrajo la atención mundial, aunque el crimen quedó completamente impune. 

¿Demasiados anuncios?

Disminuir publicidad

TE PUEDE INTERESAR: EL EQUIPO DEL NARCO QUE CASI CONTRATA A MARADONA.

Juego clave del Independiente Vs América de Cali

Tras varios años de buscar el título de la liga colombiana, en 1989 el DIM acarició la gloria, el trofeo ansiado por Pablo Escobar, quien al mismo tiempo que “protegía” al equipo de futbol, aterrorizaba a políticos, mafias rivales y ciudadanos con atentados que costaron decenas de vidas.

En la pelea por el título nacional, en noviembre se enfrentaron el América de Cali y el DIM, dentro de los cuadrangulares que hacían las veces de ‘liguilla’ en el futbol cafetalero.

Deportivo Independiente de Medellín.

Para mantener el sueño de ser campeón, el DIM debía imponerse al América de Cali en una serie a ida y vuelta, primero en cancha de los Diablos Rojos y luego en Medellín.

TE PUEDE INTERESAR: REVELAN NUEVO POSIBLE MOTIVO DEL DISPARO A CHAVA CABAÑAS.

Golazo de chilena, que no valió

La Ida se jugó el 15 de noviembre en el Estadio Olímpico Pascual Guerrero de Cali y América se adelantó 3-2, en un duelo bajo el arbitraje de Álvaro Ortega, una de las promesas del jueceo sudamericano.

A poco del final, Carlos Castro se lanza de chilena y consigue el empate para el Independiente, resultado que enciende a la afición y, seguramente, a la distancia ‘vuelve loco’ a Pablo Escobar.

Pablo Escobar con su esposa.

Pero Álvaro Ortega acaba con la alegría visitante y anula el gol por juego peligroso, con lo que el duelo termina en victoria para el América por 3-2.

TE PUEDE INTERESAR: LOS CUATRO NARCOTRAFICANTES QUE TUVIERON EQUIPOS EN MÉXICO.

Dejan el estadio escoltados,  directo a su muerte

Para la vuelta, Ortega es designado ya no como central, sino como abanderado, por lo que viaja a Medellín con sus compañeros y se hospeda en un hotel del centro de esa ciudad.

Según los testimonios recogidos por la periodista Marion Reimers en el podcast “Futbol a muerte”, disponible en Spotify, unas horas antes del juego Álvaro Ortega recibió una misteriosa llamada de la que nunca se conocieron detalles.

El cuerpo arbitral.

El juego de Vuelta termina empatado sin goles y así el DIM queda prácticamente liquidado, sin posibilidades de coronarse.

Álvaro Ortega y el resto de los jueces, encabezados por Jesús Díaz, dejan el estadio Atanasio Girardot con escolta policial, pero le piden a los uniformados que los dejen a unos metros del hotel, para cenar en un restaurante.

TE PUEDE INTERESAR: ASÍ ENTRÓ LA FAMILIA MICHOACANA AL FUTBOL MEXICANO.

Le dieron 10 tiros a Álvaro Orteha

Jesús Díaz y Ortega caminan unos metros y entonces se acerca un auto. Un hombre, con una pequeña ametralladora, le dispara directo a Álvaro.

Según testimonios, Jesús Díaz trata de proteger a su colega, pero el sicario le grita que no se meta, que el asunto no es contra él y luego rematan a Álvaro Ortega.

Diez disparos recibió el árbitro, quien llegó muerto al hospital.

El ataque dejó una profunda herida en el futbol colombiano. El torneo fue suspendido y finalmente cancelado. El título quedó desierto y el Independiente de Medellín nunca pudo tocar la gloria con esa administración del llamado narcofutbol.

Sospechan de apostadores ilegales en Colombia

El periodista Santiago Martínez, entrevistado por Marion Reimers, recuerda que la primera hipótesis fue que los apostadores mandaron matar al árbitro, quien no habría seguido la instrucción de “arreglar” el resultado en el juego de Ida.

“Se nos ocurrió que lo mataron los apostadores. Pululaban las apuestas, es más, había apostadores que le decían a un jugador “Si le metes un gol a ese equipo, te damos 10 millones de pesos”... apostaban mucho”.

Pablo Escobar.

Además, el periodista recuerda que la presencia de Pablo Escobar daba a entender quién podía ordenar un asesinato así.

“Todos los caminos conducían a Pablo Escobar, que era hincha del Medellín. Era un gol que lo hubiese mantenido con vida para seguir peleando por el campeonato… lo cierto es que todos relacionamos que le cobraron el partido en Cali”.

TE PUEDE INTERESAR: VUCETICH REVELA SOBORNOS EN EL FUTBOL MEXICANO.

“El Patrón dijo ‘Mátenlo’”

Con todo y las sospechas y la exigencia de justicia, las autoridades nunca pudieron esclarecer el caso y nadie fue encarcelado. El crimen prescribió y fue hasta décadas después que se dio una revelación.

John Jairo Velásquez, alias “El Popeye”, confirmó que la muerte de Álvaro Ortega fue ordenada por Pablo Escobar.

John Jairo Velásquez.

Vázquez, considerado el principal sicario de Escobar, habló en una entrevista y dio detalles:

“Pablo Escobar sí ordenó la muerte (de Álvaro Ortega)... en ese juego, el Patrón dijo ‘Mátenlo’”.

Pero la revelación llegó muy tarde y nadie fue detenido. Pablo Escobar murió en 1993 y con él fue enterrada la investigación del árbitro que anuló un gol que quizá debió dejar pasar.

TE PUEDE INTERESAR: ASÍ VETARON A GUSTAVO MATOSAS EN EL FUTBOL MEXICANO.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?

Te podría interesar