Superdeportivo

Ambriz debe evitar 'subcampeonitis' y reforzar fraternidad

Ignacio Ambriz fue renovado como técnico de León, pero ahora deberá reforzar los liderazgos y lucir a León en un torneo interrnacional. 

Avatar del

Por: Luis Gerardo Lugo

Ambriz tendrá una base para la siguiente temporada y buscar la octava estrella, que se negó a llegar en el Clausura 2019. Foto: Omar Ramírez

Ambriz tendrá una base para la siguiente temporada y buscar la octava estrella, que se negó a llegar en el Clausura 2019. Foto: Omar Ramírez

León, Guanajuato.- Primero el técnico, porque un técnico a gusto puede y debe trabajar mejor.

Si el Club León había sido ocurrente y creativo con sus jugadores estelares en las redes, tenía que darle su lugar a Ignacio Ambriz.

Me agradó el anuncio de la renovación de Nacho, como aquel comercial de frituras que nos hizo reír de jóvenes y que nos evocó hacia aquellos años donde era un jugador de peso en México y en los que vivíamos más que fieles a la Selección.

Ya reportaron los Esmeraldas después del descanso tras jugar la Final del torneo anterior. Lo hicieron con un timonel motivado e ilusionado para ganar.

Motivado porque una campaña como la que realizó, no muchos la logran. Fue el alfarero de un equipo que rompió récords y qué mejor aliciente que superarse a sí mismo.

Ilusionado porque podrá darle continuidad a su obra con la base de un plantel reforzado por jugadores que lucen atractivos a primera vista.

Tan solo la llegada de Ismael Sosa y Leo Ramos hacen pensar que esta Fiera tendrá más hambre de gol y colmillos para saciarla.

La cabeza de Ambriz está partida en dos, una pensando en la octava estrella y la otra con la encomienda de lucir el escudo leonés en el plano internacional en un torneo que ya sabe cómo ganarlo.

Nos gustaría saber cuál es la meta que Nacho, como timonel renovado de la Fiera, se pondrá. Hace un semestre prometió llegar mínimo a un sexto lugar por lo que consideramos que no hay de otra, le debe tirar más arriba.

Ambriz seguirá con Cota, Sambueza, Mosquera, Tesillo, Montes, Iván, Mena, Meneses, Campbell y JJ Macías, como cimientos de un buen equipo que ya demostró serlo.

En ese sentido, la continuidad siempre será importante, pero no sólo en el aspecto futbolístico, también en la mentalidad.

Una de las encomiendas primarias de Ambriz será la de mantener la fraternidad del vestidor, reforzando la unión de los liderazgos que llevaron a estos Verdes a escalar y evitando a toda costa una ‘subcampeonitis’, o una ‘recorditis’, como se le quiera llamar a esa sombra que pudiera tragarse a la esperanza verdiblanca.

Entre lesiones que al parecer nunca acabarán en el cubil, Ambriz tendrá un mes ajustando filas y afilando garras para llegar pleno al inicio de la temporada, pero sobre todo para revitalizar una fórmula ya conocida por los demás equipos.

Creo que sería muy osado de nuestra parte exigirle 13 victorias seguidas, pero no así al menos uno de los dos títulos que disputará porque es algo que en este equipo se le exige siempre a un domador: una corona.

Nacho asume el deber de jugar la ‘Conca’ como ‘Champions’ y la Liga como un equipo grande.

Así como te luciste en los videos como buen actor, mi estimado domador, lúcete con unos ‘Fieritos Nachos’ con harto chile, que piquen, que sean otra vez un equipo suculento futbolísticamente hablando, ya que la afición esmeralda se quedó con mucha ‘Ambriz’ de una estrella que no se saboreó.

Twitter @geraslugo

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?