Club León gana la Leagues Cup y rompe su maldición internacional

Avatar del

Por: Redacción

En la final de los 'Ahora sí', el Club León vence al Seattle Sounders

León gana la Leagues Cup.

León gana la Leagues Cup.

¡Por fin! El Club León rompió su maldición en torneos internacionales y venció al Seattle Sounders en una dramática final, para quedarse con la segunda edición de la Leagues Cup.

Cierto es que el torneo tiene poco prestigio, pero el desarrollo de la final, con volteretas, drama y tensión, además del pasado reciente de un León que decepcionó a nivel internacional, todo le dio sabor al título esmeralda, el primero bajo el mando de Ariel Holan.

Ahora sí celebra el Club León

Y es que fue el partido de los “Ahora sí”.

Ahora sí Ángel Mena apareció en una final, con un doblete que permitió la voltereta cuando Seattle Sounders manejaba el duelo con un gol al inicio del segundo tiempo.

Ahora sí León le plantó cara a un equipo de la MLS y en cancha ajena lo hizo ver mal, encendiendo a los miles de leoneses, paisanos casi todos, que acudieron al imponente Estadio Allegiant de Las Vegas.

Ahora sí anotó Emmanuel Gigliotti, el delantero que parece elegir sólo las finales para anotar y con títulos en cada esporádica aparición, ni quién le pueda reclamar.

Máxima tensión en la final de la Leagues Cup

Tras un primer tiempo sordo, gris por momentos, pero muy peleado y con cuatro amarillas (y una casi roja para Raúl Ruidíaz), el complemento arrancó con el descontón del Seattle Sounders.

Cristian Roldán abrió la pizarra con un remate a primer poste, aprovechando la triangulación con Ruidíaz.

León quedó noqueado. Permitió llegadas por derecha y Ruidíaz acarició el segundo con un balón estrellado en el poste.

Sueltan los goles León y Seattle Sounders

Pero la Fiera de Ariel Holan demostró tener buena quijada y soportó los golpes sin caer. Cuando pudo abrir los ojos, lanzó el zarpazo y entonces cambió la historia.

Ángel Mena igualó a los ‘61, con un trompicado remate doble.

Doble como el festejo del ecuatoriano, pues al ‘80 celebró la voltereta, esta vez convirtiendo un claro penal que le cometió Shane O’Neill.

Ni bien terminaban de festejar cuando Gigliotti tomó un balón perdido y lo empujó para el 3-1, que parecía cerrar la noche.

Pero el Seattle cayó con dignidad y al ‘92 puso el 3-2 que le dio dramatismo extremo a la noche. Más cuando Ruidíaz saludó al poste derecho con el último remate, empujado por la mirada ansiosa de Cota, que precedió al festejo esmeralda.

8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?

Te podría interesar