Superdeportivo

‘Con armas nos forzaron a salir de hotel’, secuestraron a boxeadora Alma Ibarra

Este jueves, la boxeadora Alma Ibarra disputaría su pase a Juegos Olímpicos Tokio 2020, pero el miércoles un grupo armado entró en el hotel donde estaba y la secuestraron. 

Avatar del

Por: Agencia Reforma

Alma Ibarra fue liberada este jueves y la boxeadora señaló que no sabe el motivo por el que fue secuestrada. Foto: Reforma

Alma Ibarra fue liberada este jueves y la boxeadora señaló que no sabe el motivo por el que fue secuestrada. Foto: Reforma

Veracruz.- La boxeadora regia Alma Ibarra, quien disputaría este jueves su pase a Juegos Olímpicos, y que fue secuestrada el miércoles en Veracruz, fue liberada por sus captores.

Anoche, hospedada en su hotel en Veracruz, sede del segundo Selectivo de la Federación Mexicana de Boxeo a Tokio 2020, un grupo de personas armadas la sacaron de su cuarto junto con su entrenador.

Ibarra hace dos semanas ganó su primer "round" en el primer clasificatorio celebrado en Guadalajara, y este jueves se disponía a ganar su boleto al último Selectivo a las Olimpiadas de Verano que se celebrarán fuera del País.

Anoche literalmente me sacaron del cuarto junto con mi entrenador. Se metieron y con armas nos forzaron a salir del hotel sin que nadie hiciera nada", dijo Ibarra entre sollozos, nerviosa y acompañada del personal de la Federación Mexicana de Boxeo y autoridades policiacas.

"No sabemos la razón, no entendemos. Estábamos demasiado preocupados y nerviosos. No tenemos ni idea del por qué del secuestro".

Alma Ibarra indicó que no sabe qué pasará con su futuro olímpico o si las autoridades federativas le concederán algo de tiempo para reponerse del susto, pues lo más importante es su vida y su salud.

¿Sabes por qué te secuestraron?

No sé. No tengo ni idea. No nos pidieron dinero, solo nos tuvieron retenidos y nos soltaron hoy".

La boxeadora ha participado en Juegos Panamericanos y Centroamericanos por México y ha sido siete veces consecutivas campeona nacional.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?