La ‘Niña Milagro’: Sus padres se ataron a una bomba; ella sobrevivió y, sin piernas, llegó a Paralímpicos

Por: Néstor Galindo

Haven Shepherd inspira con su historia de superación, después de la tragedia familiar

La ‘Niña Milagro’: Sus padres se ataron a una bomba; ella sobrevivió y, sin piernas, llegó a Paralímpicos

La ‘Niña Milagro’: Sus padres se ataron a una bomba; ella sobrevivió y, sin piernas, llegó a Paralímpicos

Cuando tenía sólo 14 meses de edad, Haven Shepherd vivió lo inimaginable: Su padre se ató con ella y con su madre a una bomba y la detonó.

El papá y la mamá de Haven murieron y ella sobrevivió, pero debieron amputarle ambas piernas de las rodillas hacia abajo.

Haven Shepherd en los Juegos Paralímpicos Tokio 2021.

Un par de estadounidenses adoptaron a la pequeña niña vietnamita, la apoyaron y acompañaron hasta conseguir su sueño: competir en los Juegos Paralímpicos de Tokio, que terminaron este domingo.

 “Mis prótesis son muy pesadas y no son tan cómodas. Es como tener un calcetín muy ajustado todo el día y al sacármelas para nadar, realmente me da la libertad que realmente disfruto”.

La tragedia familiar de los papás de Haven Shepherd

Sobre la muerte de los padres de Haven, hay dos versiones.

Según medios de Vietnam, donde ella nació, fue su papá quién por la fuerza ató a su mamá y a la bebé a una bomba y decidió detonarla junto a ellas. Todo debido a sus problemas cuando se descubrió que tenía hijos con otra mujer.

Pero Haven conoció otra versión, según la cual sus papás decidieron atarse a la bomba, junto a la bebé, desesperados por la imposibilidad de casarse, pues él ya tenía otra familia.

Sea como fuere, ambos murieron y la bebé sobrevivió milagrosamente.

Haven Shepherd unos meses después de perder las dos piernas.

‘Tuve esa segunda oportunidad’

Shelly y Rob Shepherd, una pareja estadounidense, la adoptaron y le ayudaron a superar su discapacidad.

“Estoy muy agradecida de que me hayan salvado. Sólo perdí las piernas. Podría haber perdido la vida. Siempre hay que mirar lo positivo: sé que tuve una situación muy mala, pero salí, tuve esa segunda oportunidad”.

Haven Shepherd con sus padres adoptivos.

En una entrevista con el Comité Paralímpico, Haven, hoy de 18 años, cuenta cómo superó la tragedia en familia.

“Lo que pasó es una vida que nunca viví; no la recuerdo. Pero la verdad que siempre he bromeado con mis hermanos sobre que soy la niña milagro. Soy la favorita de mamá y papá”.

Los estadounidenses, que ya tenían hijos, la adoptaron en 2004, seis meses después de la muerte de sus padres biológicos. La llevaron a vivir a Missouri y le dieron la mejor formación posible: “Mis padres me dieron el mundo”.

Haven Shepherd con su familia.

‘Todos somos diferentes’, dice Haven Shepherd

Haven compitió en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2021 en dos pruebas de natación y aunque no ganó medalla, enamoró a millones con su historia.

“Puedo recordar que en uno de mis primeros encuentros de natación me quité las piernas (prótesis)  en el carril ocho y luego me di cuenta de que se suponía que debía estar en el uno. Cuando terminé de competir fui a recuperar mis prótesis y había un grupo de niños pequeños tratando de averiguar de dónde venían estas piernas y por qué estaban allí”

“Ese día, a los 9 años, elegí cómo iba a manejar estar en traje de baño con un cuerpo diferente al de los demás. Llegué hasta mis piernas pasando por entre el resto de los competidores, sonreí a esos chicos y agarré mis piernas. Preferí ver lo divertido de la escena de esos niños de 11 años estupefactos. Mi carrera de natación podría haber terminado ese día, pero entendí que todos somos diferentes”.

Haven Shepherd.

Muestra que no hay límites para soñar

Además de nadar, Haven trabaja en una fundación para fomentar el respeto y el apoyo a quienes tienen alguna diferencia física.

“Sólo quiero mostrar a la gente que las personas con discapacidad somos como los demás. Los deportistas paralímpicos son atletas de alto nivel que casualmente tienen algún tipo de discapacidad física”.

Haven Shepherd.

Además, ha trabajado con la marca de ropa Tommy Hilfiger, que le pidió apoyo para tratar de llegar a otras comunidades.

“Ahí me di cuenta de que el cuerpo perfecto no existe; sólo un puñado de personas tienen este tipo de cuerpo y este estilo de vida (que se ve en las pasarelas). Si miras a tu alrededor, todos tenemos pequeños golpes y moretones y todos somos imperfectos”.

TE PUEDE INTERESAR: JEANETTE ZACARÍAS RECIBIÓ 30 MIL PESOS POR PELEAR, PERO PERDIÓ LA VIDA.

8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?

Te podría interesar