Superdeportivo

La polémica 'Ley Ambriz' no termina por funcionarle al León

El entrenador aplicó una estrategia para darle juego a todos, pero no están claros los resultados

Avatar del

Por: Luis Gerardo Lugo

Ambriz ha batallado con lesiones y expulsiones en este torneo. Archivo.

Ambriz ha batallado con lesiones y expulsiones en este torneo. Archivo.

León.- De repente a Nacho Ambriz se le hizo bolas el engrudo. 

Pareciera exagerado criticar en estos momentos al equipo esmeralda cuando está en la sexta posición con 27 puntos y a un tris de asegurar la Liguilla, pero es verdad que el León que vimos en las últimas jornadas preocupa por su funcionamiento, los resultados, las desatenciones, lesiones, expulsiones y porque ya los mismos protagonistas de la Fiera hablan que hay un no sé qué que no saben cómo explicar.

Dada la situación que presenta hoy la tabla general, aseguramos que el León calificará, que lo logrará mañana ante uno de los peores del torneo, Toluca.

Más que la Liguilla

Sin embargo, considero que la solución va más allá de conseguir el inminente boleto y ya, que después pase lo que en la Liguilla pueda pasar.  Nacho Ambriz tiene que darse a la tarea de mejorar el rendimiento en su equipo de cara a los duelos que definen al campeón.

El timonel esmeralda se defiende afirmando que la comparación con la Fiera del torneo de la racha histórica, agudizan el bachecito en el que se está ahorita. Dice que la afición espera el mismo León que fue feroz, creativo, avasallador y sensación de aquella competencia. 

Lo cierto es que esperábamos un León mejor por los refuerzos que llegaron y aunado a que se mantuvo la base de aquella máquina de hacer triunfos.

Le falta fiereza

Hoy la Fiera preocupa porque las garras para defenderse están sin filo y el corazón para impulsarse late lento.

En la zaga, Mosquera apenas sale de una lesión y Ramiro González está entre algodones. 

Si a pesar del aporte del ‘Guardián’ la defensa en general se había mostrado desatenta, con su ausencia el problema creció.

En el medio campo, Montes se perderá otro par de semanas, Cardona está en la congeladora y Ángel Mena juega ‘tocado’, por lo que la capacidad de reacción del equipo felino ha sido a medias.

Para este torneo se trató de implementar la ‘Ley Ambriz’ como para que todos tuvieran actividad como premio y también para que los jugadores recibieran castigo si se portaban mal con alguna expulsión. Pero no ha quedado claro cuál ha sido el plus generado con estas medidas.

Obligados a reaccionar

En este Apertura 2019, la Fiera se ha visto en desventaja en los últimos siete juegos disputados. En dos pudo remontar, en tres supo no perder y en dos más ni metió las manos.

Es decir, si vemos por el lado de la moneda al que le pega el sol, rescató nueve puntos. 

Pero del lado oscuro, se perdieron 12 unidades, varias de estas contra equipos que hoy no aparecen en la zona de Liguilla como Atlas, Puebla, Veracruz y Cruz Azul.  

Remar contra la corriente siempre será desgastante. 

Las soluciones

Ante la dura realidad física y mental por la que pasa la Fiera, tienen que venir soluciones de un equipo grande. Curarse en salud no va por ahí. 

A Nacho se le amplió el plantel, pero el torneo se le acortó con variantes que no funcionaron y rotaciones que terminaron por no cuajar. 

Efectivamente hay bajas de jugadores, pero no de un director técnico. Es momento de demostrar…

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?