Superdeportivo

León ya conoce la clave para NO derrumbarse en el torneo

Los Esmeraldas ligan seis victorias, pero aún no se creen favoritos en el Clausura 2019 de la Liga MX

Avatar del

Por: Regina Yépez / León

Aunque se encuentran en la cima de la tabla general, despegándose poco a poco del resto de los equipos, León mantiene los pies en la tierra pues están conscientes de lo caprichoso que puede ser el futbol.

“Pasas de héroe a villano en dos segundos”, aseguró Ramiro González, quien después de poco más de un mes desde su llegada al Bajío, por fin debutó en la Liga MX con la casaca esmeralda.

Ramiro González en conferencia de prensa. Foto: Cortesía
Ramiro González en conferencia de prensa. Foto: Cortesía

Pese a esta modificación en la zaga, con el defensor argentino supliendo a Miguel Herrera, León logró mantener la cifra de un gol recibido en los últimos seis partidos, esto consecuencia de lo arraigada que está en el equipo la idea de Ignacio Ambriz.

“La idea del cuerpo técnico es una y tratamos de captarla, más allá del jugador que esté, cuando la idea es una se hace todo más fácil (...) Creo que el nivel del equipo potencia individualmente a todos”, señaló González.

“Tenemos que ser conscientes de que estamos en buen momento pero queda camino por recorrer, no hemos conseguido nada y tenemos que seguir con humildad”.

Ante Lobos, equipo que ha vencido en sus dos últimos partidos en casa, ése será el camino a seguir, sobre todo luego del golpe de realidad que significó la eliminación en Copa por un equipo del Ascenso MX.

  • 90 minutos suma Ramiro en el Clausura 2019
  • 1 gol ha recibido León en los últimos seis juegos

“(Ante Lobos) puede ser un partido como el que tuvimos en Juárez, que lo sufrimos mucho, tuvimos la posesión del balón pero nos faltó ser profundos. Debemos mantener la humildad, no hemos conseguido nada y hay que ir por más”, aseguró el central.

“Aún tengo que agarrar el 'timing' en algunas jugadas, la dinámica del futbol de acá es diferente y tienes que estar fino en ese sentido”.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?