Superdeportivo

Madre de una de las víctimas en el caso Maleck pide ayuda al gobierno español

Tras el fatal accidente, la madre de la mujer fallecida en el accidente en el que estuvo involucrado Joao Maleck pidió apoyo al gobierno español.

Avatar del

Por: Redacción

Madre de una de las víctimas en el caso Maleck pide ayuda al gobierno español

Madre de una de las víctimas en el caso Maleck pide ayuda al gobierno español

Jalisco.- Tras la impotencia de ver que su hija perdiera la vida luego del accidente de automóvil en el que se vio involucrado el jugador Joao Maleck,  la madre de María Fernanda, la señora  Martha Álvarez-Ugena, externó que desea recibir apoyo  por parte del gobierno de España,

Dicha petición de apoyo al gobierno español la hace al considerar que las autoridades mexicanas han incurrido en irregularidades en la investigación y han favorecido al futbolista. Además, indicó que su hija además de tener la nacionalidad mexicana, cuenta con la nacionalidad española.

"Somos ciudadanos españoles. Le pido al gobierno español que esto no quede en el olvido. Él (Maleck) jugó en el Sevilla, les pido que no apoyen y den seguimiento porque es indignante, es una corruptela y no podemos permitir esta injusticia", dijo de enérgicamente.

Recordar que Maleck pasó por diversos equipos europeos tales como el Porto B en Portugal y al momento de participar en el accidente era parte del Sevilla Futbol Club

Ante tal situación la madre de la víctima señaló que no busca ningún tipo de tregua "así me dieran mil millones de pesos".indicó. Por lo que desea que lo único que impere sea la justicia. 

El juez encargado de llevar a cabo este caso dio un proceso conciliatorio de 30 días, en el cual se pretende que los involucrados  puedan llegar a un acuerdo luego de que la Fiscalía del Estado no logró comprobar cientificamente las agravantes de exceso de velocidad y conducción, así como la del estado de ebriedad

EL coche que conducía Maleck el día del accidente.
EL coche que conducía Maleck el día del accidente.
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?