Superdeportivo

‘Me valió todo, le perdí respeto al boxeo’, revela Chávez cuál pelea marcó declive

En entrevista con Martinoli y el 'Doctor' García, Julio César Chávez contó, desde qué pelea comenzó a "valerle todo", que incluso le perdió el respeto al box. 

Avatar del

Por: Efraín Ballesteros

Julio César Chávez señaló que antes de su primera derrota, llegó a pelear sin prepararse bien, pero ganaba porque era bueno. Foto: Instagram

Julio César Chávez señaló que antes de su primera derrota, llegó a pelear sin prepararse bien, pero ganaba porque era bueno. Foto: Instagram

CDMX.- En entrevista con Christian Martinoli y Luis García, el ‘campeón mexicano’ Julio César Chávez confesó cuál pelea fue la que causó que hubiera una baja en su rendimiento, aceptando que llegó “a valerle todo” y le perdió el respeto al boxeo. 

Cuestionado por Christian Martinoli sobre si llegó a no estar preparado para las peleas, Julio César Chávez contó que después de la victoria ante Héctor Camacho, sintió que ya lo había hecho todo. 

Sobre todo al final de mi carrera. Cuando yo peleé con ‘Macho’ Camacho, que se hizo una locura, fue una locura, algo mediático muy grande, después de esa pelea, me valió ma… todo, sentí que lo había logrado todo”, declaró. 

Chávez añadió que, después de esa pelea, comenzó con su “vida delictiva” con adicciones al alcohol y drogas. 

Empecé a perder el respeto al boxeo, a mí mismo, no empecé a entrenar igual. Gané peleas, porque era un peleador natural, un peleador bueno”, declaró. 

Contra Frankie Randall, lo convencieron con dinero

En 1994, Chávez enfrentó a Frankie Randall y esa pelea significó su primera derrota como boxeador, pero el ‘Campeón’ señaló que no iba a disputar el duelo, y solo aceptó por dinero. Chávez detalló que defendió su título en diciembre de 1993 en el estadio Cuauhtémoc y la pelea ante Randall fue en enero de 1994. 

Tenía mi adicción muy avanzada, yo ya no me preparaba igual, ya no entrenaba igual; sabía que tarde que temprano iba a llegar la derrota”, declaró y añadió que lo convencieron con millones de dólares. 

Chávez aceptó que solo entrenó dos semanas para su pelea ante Frankie Randall, en la que fue vencido. Posterior a la derrota, Chávez aseguró que fue uno de los días más tristes de su carrera, viendo que era muy “ingrato” con las personas, porque en Culiacán lo recibieron como héroe. 

Llevar 90 peleas invicto, llevar casi 15 años sin perder, fue algo muy triste, muy doloroso, pero ya no podía conmigo mismo, estaba muy perdido. Ya tenía muchos problemas con mi esposa, con la adicción”, declaró. 

Julio César Chávez declaró que, actualmente, si comienza a tomar, busca las drogas, por lo que es abstemio, añadiendo que no quiere volver al pasado, cuando “vivió un infierno”. 

Como profesional, Julio César Chávez tuvo 115 peleas, de las que ganó 107, 85 por knock-out, empató dos y perdió seis.

En esta nota:
8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am

Y tú, ¿qué opinas?