Superdeportivo

¿No era penal? Selección Mexicana pierde final Sub-17 ante Brasil

Con un penal polémico, Brasil empató el encuentro y posteriormente consiguió el gol del triunfo ante la Selección Mexicana Sub-17 en Copa del Mundo. 

Avatar del

Por: Redacción

Brasil consiguió el título en el Mundial Sub-17, jugando como anfitrión y venciendo en la final a Selección Mexicana Sub-17. Foto: AP

Brasil consiguió el título en el Mundial Sub-17, jugando como anfitrión y venciendo en la final a Selección Mexicana Sub-17. Foto: AP

Brasil.-  La Selección Mexicana Sub-17 consiguió el subcampeonato del mundo, al perder ante la Selección de Brasil por marcador de 2-1 en el estadio Bezerrao

Con anotación de Bryan González, al minuto 65’, el equipo de José ‘Chima’ Ruiz se adelantó en el marcador. 

En un centro al área de Pizzuto, González remató de cabeza y venció al portero Donelli. 

El equipo anfitrión se fue adelante, buscando el empate, y éste llegó al minuto 84’. 

Tras la revisión del VAR, el árbitro decidió marcar un penal polémico que fue cobrado por Kaio Jorge y logró anotar, pese a que el arquero Eduardo García casi atajaba. 

En los últimos minutos del partido, Lazaro aprovechó un servicio al área y marcó el segundo para la Selección de Brasil, con el que ganaron el título Sub-17. 

México consiguió su segundo subcampeonato en la categoría Sub-17, después del obtenido en 2013. 

Brasil tuvo dos oportunidades claras en primer tiempo

Selección Mexicana Sub-17 tuvo la posesión del balón, pero la Selección de Brasil tuvo las oportunidades más claras en los primeros 45 minutos. 

Al minuto 14’, la Selección de Brasil desaprovechó una oportunidad clara de gol, cuando en un servicio al área, Gabriel Verón, quien estaba solo en el área, voló el balón hacia la tribuna del estadio Bezerrao. 

Tres minutos después, Brasil tuvo una nueva oportunidad, pero el balón pegó en el travesaño. 

México tuvo una oportunidad con Efraín Álvarez, quien tuvo un tiro libre, al minuto 24, pero el balón no bajó al arco. 

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?