Superdeportivo

"¿Revancha de qué?, me fui de México con cuatro títulos": Matosas

El ex estratega del León ya llegó a México para dirigir al Atlético de San Luis y dijo que no regresa por un tema de revancha.

Avatar del

Por: Redacción

Matosas a las afueras del aeropuerto Ponciano Arriiaga

Matosas a las afueras del aeropuerto Ponciano Arriiaga

San Luis Potosí.-  Luego de múltiples rumores, finalmente Gustavo Matosas arribó a suelo mexicano. Lo hizo pasado el medio día de este domingo cuando procedente de la Ciudad de México el estratega uruguayo aterrizó en el Aeropuerto Ponciano Arriaga de la capital potosina.

Admitió qué lo que más le llamó la atención de regresar al futbol mexicano fue la seriedad del proyecto en Atlético de San Luis:

La seriedad de la gente que me contactó, hable con Alberto Marrero (CEO Atlético de San Luis), me garantizó que estaban todas las conexiones y el apoyo para hacer un buen trabajo" , señaló.

Según recordó, el contacto con la diligencia potosina se dio apenas un día después de que Alfonso Sosa dejó de ser DT de dicho cuadro:

Creo que después de que salió, Poncho (Sosa) el otro día)", dijo sin mayor comentario.

Reconoció que para él es especial regresar a San Luis, toda vez que pasó sus primeros años de vida en dicho territorio, en aquella etapa cuando su padre Roberto Matosas defendió los colores de San Luis en la década de los setenta: 

 Es un tema especial también para mí, porque mis primeros años aquí (En San Luis Potosí) estudié, hice mis primeros tres años de kínder y uno de primaria, claro que le tengo un cariño"

Consideró que Atlético de San Luis es un buen equipo: "Es un buen equipo, tiene buenos jugadores, es un proyecto serio el que está atrás, por eso vengo"

Finalmente descartó venir por una revancha al futbol mexicano:

"¿Revancha de qué?... yo me fui con cuatro campeonatos" , señaló sin miramientos. 

De acuerdo con medios locales, la presentación oficial de Matosas se realizará este lunes al medio día en las instalaciones de la Ciudad Deportiva La Presa. 

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?