Superdeportivo

'Sabía que no iba a morir': Salvador Cabañas revive el ataque de 2009

Resguardado del coronavirus en Paraguay, Chava acepta que le encantaría volver al América algún día

Avatar del

Por: César Luis Merlo

Cabañas tiene secuelas tras el ataque que sufrió en 2009. MexSport.

Cabañas tiene secuelas tras el ataque que sufrió en 2009. MexSport.

México.- La huella que Salvador Cabañas dejó en el futbol mexicano fue más amplia que su trayectoria futbolística, misma que si bien fue corta a comparación de otras, fue suficiente para que el paraguayo demostrara una y otra vez de lo que estaba hecho.

“Me siento muy feliz, contento por ser parte de esa historia (...) al América siempre le voy a estar agradecido porque me dio muchas cosas a nivel futbolístico y a nivel personal”, aseguró el “Mariscal” en la entrevista vía Zoom que protagonizó para Súper Deportivo.

En ésta también habló del suceso que hace ya 10 años truncó una trayectoria profesional que ya era prometedora: “Lo que siempre me digo es para qué fui yo a ese lugar, por qué no estuve en casa con la familia, con los seres queridos (...) Yo le preguntaría (a quien lo atacó) por qué hizo eso, qué tenía que ver yo, para qué destruyó una carrera positiva, por qué me quitó eso”.

 

¿Sigues el futbol mexicano desde Paraguay?

Sí, lo sigo cada vez que pasan resúmenes, veo canales mexicanos donde pasan los partidos y los veo, no tengo problema en ningún sentido.

¿Has tenido contacto recientemente con el Club América?

Hace tiempo que no tengo contacto con ellos. El que tenía contacto era mi representante, ahora mi exrepresentante. Me gustaría (volver a hablar con ellos), al América siempre le voy a estar agradecido porque me dio muchas cosas a nivel futbolístico, a nivel personal, que siempre les voy a estar agradecido.

¿Cuál es el partido que más recuerdas con América?

Un partido que jugamos en Brasil, de locales perdimos y en Brasil fuimos y ganamos, remontamos el resultado que necesitábamos. Creo que fue en cuartos de final, perdimos de locales contra Flamengo y les ganamos allá. Fue un Maracanazo, una semana antes era cuando íbamos a jugar contra Brasil, Paraguay contra Brasil.

¿Cuál es tu sentir respecto al nivel de ídolo en el que te coloca la afición, al nivel de Cuauhtémoc Blanco?

Me siento muy feliz, contento por ser parte de esa historia, aparte de jugar con ese gran jugador que es Cuauhtémoc Blanco. Jugué con él un buen tiempo también, cuando llegué al América él estaba de ‘10’ y de capitán, yo usaba la playera número ‘9’ en ese tiempo, jugué varios partidos con él y aparte es un excelente compañero, como futbolista siempre ha demostrado que es un grande

¿El ataque del que fuiste objeto te sirvió para descubrir quienes eran tus amigos?

Sí, cuando jugaba tenía supuestamente muchos amigos, venían, estaban conmigo siempre, y cuando pasó lo que pasó nadie estuvo a mi lado. Tengo contados amigos ahora, en ese momento supe los verdaderos amigos, me vinieron a visitar, pero otros nunca llegaron.

De esos contados amigos, ¿algunos están en el medio futbolístico?

La mayoría de ellos jugaron conmigo en América, siempre me están llamando, preguntándome cómo estoy.

Si pudieras hablar con la persona que te atacó, ¿qué le dirías?

Siempre digo, y lo he dicho siempre, le preguntaría por qué hizo eso, qué tenía que ver yo, para qué destruyó una carrera positiva, lo que yo estaba pasando en ese tiempo, por qué me quitó eso.

"Nunca se presentó, lo que él me había dicho antes del disparo era su nombre, me dijo de dónde era y qué iba a hacer, esas eran las palabras de él cuando me apuntó en la frente"

¿Qué recuerdas de ese momento, qué sentiste?

Yo me quedé tranquilamente, él estaba temblando con la pistola en la mano apuntándome, yo sabía que no iba a morir. Sabía que no iba a morir porque una pistola de cerca no te puede hacer mucho daño, no va a tener la velocidad que debe de tener.

"Para sobrevivir creo que me ayudó mucho la condición física, el cuidado que tenía como profesional, la alimentación, todo eso influyó en la recuperación que tuve"

¿Qué es de tu vida profesional en este momento?

Estoy en un equipo de Segunda División, soy ayudante técnico, hace poco lo dejé porque no puedo irme mucho, la pandemia está fea. No soy paciente de riesgo pero tengo miedo de que una enfermedad me agarre, mejor cuidarme en casa y estar con la familia.

La única secuela que te dejó el ataque fue el problema de visión en un ojo, ¿verdad?

Es el único problema que tengo, la visión del ojo izquierdo, por eso me retiré del futbol, porque no veo bien, de costado no veo, de frente sí.

¿Alguna vez te preguntaste: “por qué a mí”?

No, nunca, lo que siempre me digo es para qué fui yo a ese lugar, por qué no estuve en casa con la familia, con los seres queridos.

8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?