Guanajuato: Pega COVID a negocios independientes

Baja 10% cantidad de personas que trabajan en proyectos empresariales propios; la propuesta Paruno intenta sobrevivir.

Avatar del

Por: Silvia Millán

La pandemia por COVID obligó a Mauricio Godínez González (izquierda, en cunclillas) a poner en pausa la operación del centro artístico Paruno.

La pandemia por COVID obligó a Mauricio Godínez González (izquierda, en cunclillas) a poner en pausa la operación del centro artístico Paruno.

León, Guanajuato.- A 6 meses de haber arrancado su negocio, Mauricio Godínez González tuvo que enfrentarse a la adversidad de la pandemia por COVID-19, situación que lo obligó a hacer una pausa en su proyecto.

Durante 2020, 51 mil 092 personas en Guanajuato dejaron de trabajar de manera independiente, atendiendo sus propios negocios. 

La contingencia sanitaria redujo 10% la cifra de personas que trabajaban de manera independiente.

Al cierre del año pasado, 457 mil 462 personas contaban con una propuesta de negocio, cifra menor a la registradas en 2019, cuando se contabilizaron 508 mil 554 trabajadores independientes, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), realizada por Inegi. 

Negocio tambalea ante crisis

El pasado 2 de septiembre del 2019, Godínez González inauguró el centro artístico Paruno Central de Música, al cual define como un ecosistema artístico en el que se suma una tienda de instrumentos, academia, sala de conciertos y un espacio de eventos empresariales.

El proyecto de Mauricio fue superior a los 30 millones de pesos, ya que los espacios se acondicionaron con ingeniería de audio de alta calidad, explicó.

Inicialmente, el punto de retorno estaba calculado a cinco años, sin embargo, les llevará dos años más recuperarse.

A un año de que inició la pandemia, Mauricio definió este tiempo como un año de pérdidas financieras. “Nuestra intención es conservar el negocio, ya que creo firmemente en él”, aseguró.

La academia de música se cerró por completo. Antes de la pandemia llegaron a contar con 150 alumnos, de ellos conservaron 50 con clases en línea, aunque reconoció que esta modalidad no es del agrado de todos, ya que la propuesta del negocio está diseñada para ser presencial.

El personal lo tuvieron que reducir al 50%, pues de alrededor de 40 personas que tenían contratadas, se redujeron a 20 colaboradores.

Por ahora promueven la sala de conciertos para eventos empresariales, que tiene una capacidad para 500 personas y puede ser adaptada para seguir los protocolos sanitarios.

“Le metimos toda la mano, las ganas, duramos abiertos seis meses y a partir de marzo no hemos tenido eventos. Hemos tenido pérdidas significativas mes tras mes”, señaló.

El empresario reconoció que planean mantener el negocio, aunque no hay certeza de las fechas para regresar, además de que no reciben ningún tipo de apoyo por parte del Gobierno.

Godínez González cuenta con una licenciatura en Administración, y su gusto por la música lo impulsó a desarrollar el modelo de negocio como un área de oportunidad. 

En el mediano plazo, se proyecta replicar el complejo en Guadalajara y cinco puntos más en las principales ciudades del país.
 

8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?