Viral

VIDEO. Mujer baña a su hija con agua estancada donde reapareció Virgen

Una madre baño a su hija con agua que tenía días estancada y en la que estaba el fierro oxidado de la Virgen de Guadalupe que reapareció tras la tormenta Hanna.

Avatar del

Por: Dulce Michelle Amador

Una madre fue duramente criticada en redes sociales al mojar con agua sucia el rostro y brazos de su hija pequeña.

Una madre fue duramente criticada en redes sociales al mojar con agua sucia el rostro y brazos de su hija pequeña.

  • La tormenta Hanna provocó que una estructura gigante de la Virgen de Guadalupe fuera descubierta tras 10 años de estar perdida.

  • Decenas de feligreses acudieron al lugar donde la virgen fue hallada y se llevaron hasta las piedras de recuerdo.

  • Una mujer fue captada mientras bañaba a su hija en el agua sucia porque pensaba estaba bendia.

Monterrey, Nuevo León.- Una mujer fue captada por las cámaras de un noticiero mientras prácticamente bañaba a su hija con agua que tenía días estancada y en la que había tierra y los fierros oxidados de una escultura de la Virgen de Guadalupe.

La tormenta Hanna no solo dejó inundaciones y caos, sino también provocó que reapareciera una escultura gigante de la Virgen de Guadalupe que estuvo perdida por 10 años.

Estuvo perdida 10 años

Con motivo de la segunda visita del Papa Juan Pablo II a Monterrey en 1990, en el lecho del Río Santa Catarina se colocó una estructura de cerca de 12 metros de alto y 10 toneladas de peso, diseñada por el historiador y cronista monseñor Aureliano Tapia Méndez.

Pero, en junio de 2010, la furia del Huracán ‘Alex’ llenó el lecho del río y derribó esta figura que terminó perdida.

Aunque en ese entonces las autoridades locales reconstruyeron las avenidas cercanas, no localizaron la escultura y entonces fue sustituida por una réplica para mantener el recuerdo de la original.

Pero hace unos días, las fuertes lluvias que provocó la tormenta Hanna provocaron que la Virgen de Guadalupe que estuvo enterrada por años, reapareciera por lo que muchos calificaron el hecho como “un milagro”.

Se llevan hasta las piedras

Tras ello, decenas de feligreses acudieron al lugar donde fue hallada la escultura.

Ciudadanos de Monterrey y municipios cercanos tocan la estructura ya oxidada, se tomaron fotos, dejaron veladoras y flores, rellenaron botellas de plástico con el agua que dejó al descubierto a la Virgen e incluso hasta se llevaron las piedras “como recuerdito del milagro”.

Sin sana distancia ni cubrebocas

Los ciudadanos no tenían sana distancia ni cubrebocas.

Ante la euforia de los ciudadanos, la televisora local Telediario acudió al lugar para reportar en vivo la afluencia de la gente y sus actos de devoción hacia “La Morenita del Tepeyac”.

Durante el video del reportaje, las cámaras lograron captar a decenas de personas que se encontraban tras un cerco instalado por Protección Civil y la Policía Municipal para evitar que se empujaran y ocurriera algún accidente debido a la peligrosas del terreno.

Sin embargo, se pudo apreciar que la mayoría de los fieles no guardaba sana distancia y algunos no llevaban puesto cubrebocas.

“Bendice” a su perrito

Una mujer llevó hasta a su perrito para "bendecirlo".

Algunos feligreses solo observaban a la estructura gigante, mientras que algunas otras les daban botellas a los elementos de Protección Civil para que recolectaran un poco del agua donde se encontraba la Virgen a pesar de que el líquido llevaba varios días estancado y tenía un color entre café y verdoso.

Las cámaras lograron captar a una mujer que hasta se acercó mientras llevaba en brazos a su pequeño perrito chihuahueño. En el video ,que después fue compartido en redes sociales, se puede ver que la mujer metió la mano al agua y luego mojó las patitas traseras del can y posteriormente pasó su mano por su frente.

Según el medio, fueron varias las que acudieron al lugar y tomar un poco del agua que piensan ya está bendita para persignarse.

Baña a su hija con agua sucia

Entre los ciudadanos que llegaron para este acto de fe estuvo una madre que prácticamente bañó a su hija con el agua y fue captada durante la transmisión en vivo.

En el clip se puede ver que en varias ocasiones la madre metió ambas manos al agua sucia y mojó los brazos y rostro de su pequeña hija.

Al ser entrevistada, la señora dijo que pensaba que el agua era “bendita” y llevó a su niña pues la Virgen de Guadalupe le había hecho un milagro porque la pequeña comió excremento y no se enfermó.

- ”Oiga, vemos que está bañando a la niña”, dijo el reportero a la madre.
- “Sí, porque ella le me le hizo un milagro a mi hija”, respondió.
- “¿Qué es lo que tiene la niña?”
- “Nada, pues es que me dijeron que se comió popó, pero no, le hicieron unos exámenes y yo le pedí mucho a la Virgen y no”, señaló la madre.

La tunden en redes

A través de redes sociales, internautas criticaron a la señora pues la calificaron de irresponsable, no solo porque ni ella ni la pequeña llevaban puesto un cubrebocas, sino también porque empapó el rostro de la niña con agua extremadamente sucia.

Los usuarios señalaron que el agua llevaba por lo menos 5 días estancada, además de que había tierra y en ella estaba semi hundida la estructura de la Virgen ya oxidada y con una decena de años de suciedad por lo que el líquido contenía muchos virus y bacterias.

Si la niña no se enfermó antes ahora sí, la Virgen le hizo el milagrito pero provocará que se enferme”, “Ella expuso mucho más a la niña, a lo mejor la bebé lo hizo por travesura pero la mamá estuvo consciente al bañarla en agua sucia”, “La baña con agua sucia y aparte la lleva sin cubrebocas, sino se enferma de una infección, le da coronavirus”, fueron algunos de los comentarios que hicieron en redes a la madre. 

Asimismo, muchos otros pidieron a las autoridades a no dejar que los ciudadanos tomen o se persignen con el agua sucia, pues eso podría provocar graves infecciones y ahora no solo el sector salud tendría que lidiar con el coronavirus, sino también con ellos.
 

8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?