Viral

Estudiantes mexicanas elaboran 'gas violeta' para defenderse

Estudiantes del primer semestre de la Facultad de Contaduría de la Universidad de Yucatán, elaboraron el 'gas violeta',  una posible solución al acoso y abuso hacia las mujeres.

Avatar del

Por: Redacción

El gas a base de chile habanero y cebolla está hecho con productos 100 por ciento naturales y orgánicos.

El gas a base de chile habanero y cebolla está hecho con productos 100 por ciento naturales y orgánicos.

Yucatán.- Estudiantes del primer semestre de la Facultad de Contaduría de la Universidad de Yucatán, quisieron contribuir para que las mujeres tengan como defenderse en casos de acoso.

Denser Santos, estudiante, detalló:

Funciona como si estuvieras cortando cebolla, el grado de acidez que te logra impregnar en los ojos funciona, esa fue la idea de nuestro producto”.

De acuerdo con el portal de noticias Televisa, el gas a base de chile habanero y cebolla está hecho con productos 100 por ciento naturales, fue probado en laboratorios y no causa efecto secundario.

El prodcto surgió como parte de una tarea para la clase responsabilidad social.

Se compone de elementos orgánicos

“Al momento de que el spray entra a tus ojos, momentáneamente vas a sentir irritación, comezón, entonces no vas a poder abrir tus ojos. Esto tarda un aproximado de 10 a 15 minutos, sin embargo, no se quita el ardor de todo”, dijo Ana Karen Hernández, estudiante de la Universidad de Yucatán.

Le nombramos 'Gas Violeta', está hecho de elementos orgánicos entre ellos cebolla; usamos estos productos endémicos de la región son cebolla y chile los principales elementos orgánicos".

Surgió de una tarea

El prodcto surgió como parte de una tarea para la clase responsabilidad social. El objetivo era ofrecer una posible solución a problemáticas como el acoso o abuso hacia las mujeres.

“Ellos deciden diseñar en conjunto con los químicos de la universidad un gas, pero de cebolla, esa fue parte de la innovación que ellos emprendieron”, dijo Gabriel Domínguez, coordinador del Centro de Innovación Pedagógica.

Y tú, ¿qué opinas?