Viral

Exprofesor de los Maristas pasará cerca de 22 años en prisión por delito de abusos

Después de las denuncias que impusieron las víctimas menores de edad que sufrieron abuso por parte del exprofesor, durante el juicio se ha emitido una sentencia final que condena al acusado a más de 20 años en la cárcel.

Avatar del

Por: Redacción

El exprofesor acudió a la Audiencia de Barcelona ocultando su rostro.

El exprofesor acudió a la Audiencia de Barcelona ocultando su rostro.

España.- El pasado lunes la Audiencia de Barcelona emitió en el juicio final que el exprofesor de la congregación católica Hermanos Maristas en Barcelona, Joaquín Benítez deberá cumplir una condena de 21 años en prisión debido a los abusos cometidos a alumnos menores de edad.

La Audiencia Nacional de Barcelona condena a 21 años y 9 meses a un hombre acusado de 4 delitos de abusos sexuales, dos de ellos de forma continuada", explicó el tribunal a través de un comunicado.

Joaquín Benítez, exprofesor de educación física.

Este caso inició en el 2016 en las escuelas Maristas de Barcelona en donde hubo más de 40 denuncias contra más de 10 profesores, en donde el principal culpable era Benítez, exprofesor de educación física, que fue denunciado por 17 alumnos.

Abusó de su ascendencia y jerarquía como profesor de educación física y de la confianza que los alumnos tenían por ello depositada en él.", así lo declararon los magistrados.

Durante el juicio llevado a cabo en Barcelona, se determinó que las denuncias fueron por abusos como tocamientos, masturbaciones, felaciones e incluso, acto de penetración.

Pasará aproximadamente 22 años en prisión.

Después de dar a conocer estas denuncias, Benítez explicó que él, esos comportamientos los consideraba normales debido a los abusos que él sufrió en su internado católico.

Instintivamente lo veía como un comportamiento prácticamente normalizado.", señaló.

Los alumnos que fueron víctimas de los abusos de este exprofesor, tenían aproximadamente 14 y 15 años y los recibía en una habitación con una camilla, donde supuestamente ofrecía masajes.

'Esta era una sentencia esperada y necesaria'

Además de la sentencia, los magistrados exigen también una indemnización de 120.000 euros que en caso de insolvencia por parte del culpable condenado, deberán ser asumidos por la compañía aseguradora de la escuela y la fundación Maristas.

 

El tribunal consideró como muy limitada la credibilidad del culpable y descartó la posibilidad de haber sido protegido por la institución.

Esta era una sentencia esperada y necesaria.", comentó la fundación Maristas a través de un comunicado.

Desde que se dio a conocer este caso, han salido a la luz otros casos y denuncias por abusos sexuales en la Iglesia Española.

Por su parte, la Iglesia Española pidió perdón y prometió cambiar sus protocolos de respuesta ante este tipo de casos, sin embargo, solo muy pocas denuncias pudieron ser revisadas ante la justicia. 

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?