Viral

Familia vive robo y secuestro dos días consecutivos; piden apoyo

Una familia de Lanús vive una pesadilla desde el viernes, cuando fueron víctimas de un robo y de un secuestro al cerrar su local de sushi en la localidad de Valentín Alsina. 

Avatar del

Por: Redacción AM

Tres delincuentes le arrebataron las ganancias del día, la tuvieron privada de su libertad durante una hora.

Tres delincuentes le arrebataron las ganancias del día, la tuvieron privada de su libertad durante una hora.

Argentina.- Una familia de Lanús vive una pesadilla desde el viernes, cuando fueron víctimas de un robo y de un secuestro al cerrar su local de sushi en la localidad de Valentín Alsina. 

Tres delincuentes le arrebataron las ganancias del día, la tuvieron privada de su libertad durante una hora y al día siguiente volvieron a atacar su comercio.

Todo ocurrió cerca de las 10:30 de la noche, cuando Paloma junto a su hermano terminaban el día laboral, cerraban el comercio y se llevaban la recaudación. 

Todo ocurrió cerca de las 10:30 de la noche, cuando Paloma junto a su hermano terminaban el día laboral.

Estaban a punto de subirse a un auto, cuando de otro vehículo estacionado en la cuadra se bajaron dos hombres armados que arremetieron contra ella.

La mujer cruzó desesperada la calle, les entregó la plata que tenía encima, pero igual la obligaron a subirse al auto.

El hermano forcejeó con uno de los atacantes para convencerlo de que no se lleven a Paloma y pudo haber perdido la vida: le dispararon, pero la bala no salió del revolver. 

Sin embargo, a su hermana se la llevaron y la tuvieron secuestrada durante una hora, con los ojos tapados y una pistola apuntándole en la cabeza.

A su hermana se la llevaron y la tuvieron secuestrada durante una hora.

Me terminaron subiendo al auto, que era manejado por una mujer. Me taparon la cabeza, me pusieron un arma en la cabeza y me decían que querían ir a mi casa a buscar oro, plata. 

Nombraron a mi pareja, ahí me aterró la situación y le dije que vayamos a mi casa, que les daba todo, detalló Paloma en diálogo con TN.

Tras insistirle con ir a su casa a buscar objetos de valor, la soltaron luego de que ella les advirtiera que vivía en un departamento. La dejaron en Ramos Mejía, pero le prometieron que iban a volver por ella.

Jamás los había visto, no reconocí ninguna cara. Llegué a ver que una mujer manejaba el auto y tenía puesta una peluca, tenía aproximadamente 25 años. 

La dejaron en Ramos Mejía, pero le prometieron que iban a volver por ella.

Todo el tiempo me decían que no tenían nada para perder y que si querían me disparaban, me mataban y me tiraban. Una situación desesperante, describió la joven, que fue liberada poco después.

Al día siguiente, el sábado, casi a la misma hora, el mismo auto frenó en la puerta del local, se bajaron tres hombres armados, pero como no pudieron ingresar al negocio, se fueron como llegaron.

Uno al estar en esa situación, cree que eso no va a pasar, pero increíblemente volvieron. No tuvieron ningún miedo de que habiendo hecho la denuncia pueda pasar algo. 

Volvieron a la misma hora el día siguiente, en el mismo vehículo. Eran otros hombres, pero la mujer que manejaba era la misma, añadió Paloma.

La víctima no pudo evitar llorar al recordar la escena en la que pudo haber perdido la vida: 

Tuve más de 40 minutos un arma en la cabeza, hice la denuncia y nadie se comunicó conmigo. Me dijeron que me iban a poner un móvil durante unos días en la puerta del local, pero nada más.

Los investigadores están intentando identificar a los delincuentes a través del registro visual de las cámaras de seguridad, mientras que no descartan que se trate de un ajuste de cuentas con la pareja de la víctima, que fue a la única persona que llegaron a mencionar los atacantes.
 

Y tú, ¿qué opinas?