Viral

'Influencer' llora por perder su cuenta de Instagram y ahora tendrá que trabajar

La instagramer Jessy Taylor publicó un video llorando destrozada luego de vivir la "traumática" experiencia de haber perdido su cuenta en redes sociales porque ahora tendrá que volver a trabajar.

Avatar del

Por: Redacción

Una influencer de Instagram subió un video llorando por haber perdido su cuenta, "porque no sirve para trabajar". Foto: Pixabay

Una influencer de Instagram subió un video llorando por haber perdido su cuenta, "porque no sirve para trabajar". Foto: Pixabay

"No soy nada sin mis seguidores", dice Jessy Taylor en un video de Youtube, donde cuenta la "traumática" experiencia de haber perdido su cuenta de Instagram porque ahora tendrá que someterse a la "terrible" realidad de conseguir un empleo.

Jessy Taylor tenía una cuenta de Instagram con más de 113 mil seguidores y esta era su única fuente de ingresos. Sin embargo, todo cambió cuando su cuenta fue cerrada luego de haber sido reportada por contenido inapropiado.

Desesperada por encontrar una solución, la influencer subió un video en su cuenta de Youtube donde cuenta esta "trágica" experiencia.

"No soy nada sin mis seguidores. Y la gente se esfuerza en odiarme y reportarme, aunque intento ser una mejor persona. A todos los que me han reportado, les pido que lo piensen dos veces, porque están arruinando mi vida", cuenta la joven entre lágrimas.

Un horrible empleo de 9 a 5

"Sé que la gente quiere verme derrotada, siendo como ellos, siendo parte del 90% (de la gente) que tiene un empleo de 9 a 5. Pero esa no soy yo", agregó, explicando que se mudó a Los Ángeles para convertirse precisamente en influencer.

Cuenta también algunas de sus experiencias, como que antes de dedicarse a sus redes sociales era una prostituta o que toda su familia le ha dado la espalda.

A pesar de que el video trata de buscar la compasión de la gente para recuperar su cuenta, en realidad ha causado más reacciones negativas por la actitud altanera y despectiva de la "modelo".

"Tienen que darse cuenta que no tengo habilidades para nada, soy inútil y tengo una deuda de 20 mil dólares de la universidad. Antes de tener mi Youtube, mi Instagram y mis seguidores, trabajaba en McDonalds y era una maldita perdedora y no quiero volver a esa vida", cuenta.

En esta nota:

Comentarios