Viral

Joven padece 'envejecimiento relámpago'

Una investigación realizada por los equipos de López-Otín, en la Universidad de Oviedo, y Juan Carlos Izpisúa, en el Instituto Salk de EEUU ha conseguido diseñar una terapia génica que actúa específicamente contra el envejecimiento relámpago de la progeria.

Avatar del

Por: Redacción AM/ Nuevo México, E.E.U.U.

Sammy Basso, italiano de 23 años de edad. Foto: Sammy Basso Progeria

Sammy Basso, italiano de 23 años de edad. Foto: Sammy Basso Progeria

Sammy Basso, un joven que padece progeria, una enfermedad que debería haberle matado a los 13 años, pero acaba de cumplir los 23. A los seis meses de vida, su cuerpo detuvo el crecimiento y comenzó a envejecer a una velocidad vertiginosa. Cuando le diagnosticaron la enfermedad, no había ni un solo estudio científico que abordase este terrible trastorno.

Él y su familia incluso tuvieron que crear una fundación para ayudar a otras personas en su situación. 

Sammy, que hoy luce su nombre indio con orgullo, dejaba atrás un largo camino consciente de que por delante le esperaba una travesía más larga y espinosa que sin embargo ha sabido llevar con ilusión. Con luz en los ojos. Tanto que él, desafiando los peores augurios debería haber muerto alrededor de los 14 años, la vida media de enfermos de progeria como él, le ha ganado nueve años a la vida, ya ha cumplido los 23, aunque su cuerpo es el de un anciano de 80 años.

Envejecimiento acelarado del organismo. Foto: Sammy Basso Progeria

Todos los días descubro algo que no puedo hacer y que mis amigos sí hacen. No puedo saltar, ni correr, ni andar durante mucho tiempo. Y muchas veces es difícil aceptarlo", confiesa Sammy.

El joven ha sacado la carrera de Biología, en la especialidad de biología molecular, con premio cum laude, lo llaman a congresos, da charlas por el mundo y su nombre aparece entre los firmantes de un reciente avance científico, liderado por el eminente genetista Carlos López-Otín, de la Universidad de Oviedo, encaminado a curar la progeria, una enfermedad incurable y devastadora. 

Sammy es plenamente consiente de que el calendario avanza en su contra. Pero, científicamente Sammy se encuentra cerca de la cura de la progeria en humanos.

López Otín y Sammy Basso, junto a parte del equipo de la Universidad de Oviedo. Foto: EM

Comentarios