Viral

Joven padece rara enfermedad que provoca que sus pechos no dejen de crecer

Una enfermedad ha complicado la vida de Fiona ya que el tamaño de su pecho ha provocado que sea víctima de criticas y su autoestima esté bajo por no pdoer llevar una vida normal.

Avatar del

Por: Redacción

Fiona ha creado una cuenta en GoFundMe para poder recaudar dinero y operarse.

Fiona ha creado una cuenta en GoFundMe para poder recaudar dinero y operarse.

Reino Unido.- Una joven de 25 años sufre una enfermedad que provoca que sus pechos crezcan continuamente, lo que ha generado que padezca dolores de espalda. 

De acuerdo con información al portal de noticias Noticieros Televisa, Fiona Hornby sufre de una extraña condición que a sus 25 años, tenga un gran tamaño de pechos y todo esto se debe a la gigantomastia o hipertrofia virginal, que consiste en el desarrollo exagerado y rápido de las mamas en la segunda etapa de la vida.

Esta enfermedad puede ser uni o bilateral y se debe a una hipersensibilidad del parénquima mamario, tejidos densos, a las hormonas circulantes.

He luchado contra su tamaño desde que tenía diez años y he ido viendo cómo han ido aumentando durante la pubertad. Me han arruinado la vida. Estoy encarcelada para siempre.", explicó Fiona a The Daily Mail.

Esta enfermedad puede ser tratada quirúrgicamente mediante una reducción mamaria, pero después de un tiempo podría volver a reaparecer, pero cuando se trata de un caso extremo, se puede realizar una mastectomía y reconstrucción.

Cómo ha sido vivir así para ella

Con tan sólo 25 años, Fiona ya es talla 125 copa E, pero además de tener un gran tamaño, sufre de llagas, erupciones y manchas que le provocan sentir vergüenza.

Desde chica usa una copa grande de sostén.

Tener estos pechos significa hacer un esfuerzo extra para encontrar ropa y sufrir un dolor de espalda que me paraliza a cada momento dejándome estar de pie solo cinco minutos. Evito amamantar a mi hijo de cuatro meses porque tengo miedo de asfixiarlo.", señala.

Esta enfermedad le ha provocado a Fiona que su autoestima se vea afectado ya que en parte siempre tiene que vestir igual debido a que no encuentra ropa que se adecue a lo grande de sus pechos.

A veces no puedo respirar y dormir se convierte en una pesadilla. Cuando me ducho tengo que tomarme un descanso porque me duele todo el cuerpo. No me gusta ir a sitios públicos porque la gente cree que las tengo tan grandes porque estoy gordita y algunos me preguntan por su tamaño y si me dedico a algo que tenga que ver con su proporción.", agregó.

Cuando estaba cursando la primaria, su pecho comenzó a crecer rápidamente por lo que al ser tan pequeña, ya usaba copa C y esto fue algo que le afectó mucho ya que la gente le decía que solo intentaba presumir de ellas todo el tiempo, sin saber realmente que en esto era porque padece una enfermedad.

Desde chica las personas la han criticado.

Desde el colegio hasta la universidad todo lo que llevaba puesto parecía que era inapropiado. Solo quería vestir lo mismo que las demás y entonces se metían conmigo.", explica. 

Con el paso de los años, esto ha provocado que Fiona se sienta aterrorizada porque hay ocasiones que sus pechos cambian de apariencia constantemente.

En algunas ocasiones se ponen morados y me asusta verlos así. No entiendo cuando algunas chicas me dicen que les encantaría cambiarse conmigo. No saben lo que es esto. Me están arruinando la vida. Cuando voy a comprar sostenes las dependientas casi siempre me dicen que no se fabrican tan grandes. Me molesta mucho y me pone muy triste.", asegura.

Durante toda su vida, Fiona ha sido una joven muy activa y solía tener un estilo de vida saludable, pero ya no puede ir al gimnasio porque eso le provoca sensaciones de dolor e incomodidad.

No puedo hacer nada, hasta estar tumbada en la cama me sofoca y su peso me impide ponerme boca arriba.", agrega.

El gran tamaño ha provocado que su pecho se caiga y si quiere ponerse ropa que las demás mujeres usan, tiene que ser forzosamente cinco tallas más grandes.

Le es difícil encontrar ropa que le quede bien.

Debido a su condición, solamente puede conseguir trabajos que consista en estar sentada porque estar parada o caminar, es muy difícil y doloroso para ella, lo que ha pensado muchas veces en realizarse la cirugía.

Fiona ha creado un crowdfunding y hasta el momento lleva 500 euros recaudados. 

Conseguir una reducción es mi sueño. Dar el pecho a mi hijo sin pensar que le voy a ahogar o no tener miedo porque no puedo sostenerlo bien ni ver su cara es todo lo que pido. Ser una personal normal.", finalizó.

Fiona abrió una cuenta en GoFundMe para poder conseguir los 6 mil dólares para poder llevar a cabo la operación de reducción de busto y poder recuperar su vida.

Fiona quiere someterse a una cirugía de reducción de pecho.
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?