Viral

McDonald’s acepta problema en máquina que causó muerte a dos empleados

Al menos 24 horas antes de las muertes de los dos jóvenes trabajadores, directivos de McDonald’s ya tenían conocimiento de que la máquina de bebidas presentaba problemas. Familiares exigen justicia.

Avatar del

Por: Redacción

La cadena de comida rápida más grande, McDonald’s, en el país mantiene todos sus establecimientos en el país cerrados para realizar ‘revisiones generales’. Foto: Especial.

La cadena de comida rápida más grande, McDonald’s, en el país mantiene todos sus establecimientos en el país cerrados para realizar ‘revisiones generales’. Foto: Especial.

Lima, Perú.- La empresa Arcos Dorados en Perú, operador de McDonald’s en ese país, reconoció este viernes que, en base investigaciones, se supo que al menos 24 horas antes de la muertes de dos jóvenes trabajadores el domingo pasado, ya se tenía conocimiento de que la máquina de bebidas presentaba problemas.

Hemos podido, con base a nuestras investigaciones, definir que por lo menos 24 horas antes (del accidente) ya se sabía que la máquina estaba presentando problemas y esa comunicación no escaló”, aceptó el director general de Arcos Dorados, José Carlos Andrade, al Canal N de televisión.

El directivo señaló que lo que hubiera correspondido es que se informe del mal estado al responsable de mantenimiento, para que este intervenga o suspenda el uso de la máquina.

Yo no puedo explicar las razones por las cuales los chicos y el equipo no han tomado esas decisiones. Lo que nosotros estamos haciendo en este momento es revisar todos nuestros procesos, todos nuestros protocolos, para asegurarnos de que una cosa así no vuelva a suceder”, expresó Andrade.

¿Cómo murieron?

El domingo pasado las autoridades encontraron los cadáveres de Alexandra Porras y Carlos Gabriel Campos, de 18 y 19 años respectivamente, dentro del local de McDonald’s del distrito limeño de Pueblo Libre, en el que trabajaban.

Según las primeras investigaciones de los peritos de la Policía Nacional del Perú, los jóvenes limpiaban la cocina al término del turno de madrugada cuando sufrieron una descarga eléctrica de la máquina de bebidas.

Según una revisión de los especialistas, dicha máquina “presenta un deficiente aislamiento” eléctrico, y el envoltorio de material conductivo de electricidad de la máquina “presenta energización (una fuga de 36 amperios)”.

Mientras las autoridades aún continúan con las investigaciones y los locales de McDonald’s en el país se mantienen cerrados, los familiares de la pareja de jóvenes convocaron a una marcha para este sábado en Lima para exigir justicia.

Quisiera hacerles un pedido por Alexandra y por Gabriel. Haremos una marcha para que esto no quede ahí, que se sepa la verdad y que se haga justicia. Necesitamos la verdad. Todos juntos podremos hacer mucho para que no vuelva a suceder esto con ninguno de sus hijos, sobrinos o nietos, muchas gracias. Dios los bendiga”, señaló Johanna Inga, madre de Alexandra, en su cuenta de Facebook.

El caso, que conmocionó al país y le reveló una vez más las precarias condiciones laborales en las que se encuentran miles de peruanos, es aún investigado por las autoridades.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?