Pacientes con problemas de salud mental son encadenados y abusados en Nigeria

Personas que padecen de sus condiciones mentales son encadenadas en centros de rehabilitación del país africano.

Avatar del

Por: Redacción

La Human Rights Watch apunta los problemas de Nigeria para tratar a sus pacientes mentales. FOTO: HRW

La Human Rights Watch apunta los problemas de Nigeria para tratar a sus pacientes mentales. FOTO: HRW

Nigeria.- Un reporte reciente de la Human Rights Watch reveló que ciertas clínicas, centros de rehabilitación, casas de sanación tradicional e iglesias musulmanas en Nigeria detienen y apresan con cadenas a los pacientes que se internan para tratar sus problemas de salud mental.

De acuerdo con el reporte, serían miles de personas afectadas dentro de estas instalaciones, donde sus captores los tratan con castigos violentos y con medidas como privarles los alimentos.

La investigación de la Human Rights Watch se publicó este lunes 11 de noviembre, luego de recopilar entrevistas y testimonios de personas afectadas, familiares y trabajadores de estos establecimientos a lo largo del 2018 y el 2019. Los resultados indican que inclusive niños han sufrido abusos y violencia en estas instalaciones.

Los pacientes mentales son encadenados y privados de los alimentos en Nigeria. FOTO: HRW

Una mujer de 22 años, por ejemplo, que fue internada en un centro de rehabilitación cristiano en la ciudad de Abeokuta en el suroeste de Nigeria por cinco meses, afirmó que le negaron la alimentación como parte de un ritual de sanación.

Estuve encadenada por tres días seguidos para pasar hambre. Por tres días no comí ni bebí nada. No fue mi decisión, pero el pastor decía que era bueno para mí. A veces, decían que debía pasar hambre, pero tomaba agua o comía algo, y entonces ellos me encadenaban. Las cadenas eran un castigo, fui encadenada tantas veces que perdí la cuenta", dijo.

En Nigeria, un país donde están muy arraigadas las creencias de que los problemas mentales son causados por demonios y otras criaturas esotéricas, son los propios familiares los que llevan a los enfermos a estos lugares, donde son privados de la libertad y obligados a vivir con multitudes en espacios reducidos y sin higiene.

Emina Cerimovic, un especialista en los derechos de personas discapacitadas consultado por la Human Rights Watch, aseguró que los pacientes enfermos deben ser tratados con servicios médicos efectivos, por lo que apuntó que además de cerrar estos establecimientos, también se deben reubicar a los enfermos a lugares adecuados para su tratamiento.

No es suficiente con llegar a estos centros y cerrarlos. La gente que ha sido rescatada de estas condiciones desesperantes, así como otros nigerianos que hayan experimentado estrés psicológico, deberían tener acceso a apoyo psicológico adecuado y servicios de salud mental de calidad", dijo el especialista.

Entre las recomendaciones finales de la Human Rights Watch para el gobierno nigeriano destacan el prohibir completamente el encadenamiento, investigar todas las instalaciones donde se trata a personas con problemas mentales, entrenar y sensibilizar a los trabajadores de estos establecimientos sobre los derechos y necesidades de las personas con trastornos mentales, y llevar una campaña de concientización sobre las enfermedades mentales a lo largo de todos los medios de todo el país.

Con información de CNN.

8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?