Viral

Pagará un millón de pesos a su expareja por no permitirle ver a su hijo

Desde el 2005, el caso de un hombre denunciando la falta de contacto con su hijo debido a que la madre lo prohibe, por lo que la Corte de Justicia ha declarado que la mujer deberá pagarle al afectado un millón de pesos.

Avatar del

Por: Redacción

Pagará un millón de pesos a su expareja por no permitirle ver a su hijo

Pagará un millón de pesos a su expareja por no permitirle ver a su hijo

Una mujer deberá pagar un millón de pesos a su expareja tras haber sido demandada por no permitirle tener contacto con su hijo, caso que inició desde 2005.

De acuerdo con información al portal de noticias TN, La Cámara de Apelaciones en lo Civil de Capital Federal, determinó que la mujer tendrá que abonar $555 mil por daño psicológico, $500 mil por daño moral y $2.500 por gastos de farmacia y asistencia. 

Los magistrados señalaron que hubo una obstrucción en la relación entre padre e hijo en el tiempo que no pudieron verse, agregado a la minusvalía psicológica y permanente que el demandante aseguró que sufrió.

La Corte de Justicia ha llevado el caso desde el 2005.

El demandante y demandado mantuvieron una relación, de la que nació el pequeño en el 2000, pero tiempo después, llevaron a cabo su separación y fue a partir de ahí, donde el demandante señala que la mujer no lo dejó tener contacto con su hijo.

En el 2002 a través de una audiencia ante la Justicia, se consensuó un régimen de contacto, pero después de 3 años, el hombre denunció que su expareja no estaba cumpliendo con el acuerdo, sin embargo, la mujer le implicó las mismas acusaciones al hombre.

Para abril del 2006, el hombre solicitó la intervención de una asistente social en la casa donde vivía el menor, pero la mujer explicó que no podía llevarse al menor porque se encontraba enfermo, pero poco después, el hombre denunció que el menor sufría agresiones por parte de su madre ya que según el relato del hombre, el chico le dijo que su madre le había pegado.

Se fijaban encuentros, pero no se llevaban a cabo

En noviembre de 2007, se determinó un nuevo régimen de contacto, en donde el hombre debía encontrarse con el menor en un negocio de hamburguesas con la presencia de la asistente social, pero dicho acuerdo nunca se concretó.

La madre del menor no permite el contacto del menor con su padre.

Una nueva asistente social fue designada al caso y se estableció otra fecha de encuentro, pero la madre del menor explicó que debido a la gripa A que padecía el menor, no podía asistir a lugares cerrados con gente y debido a las bajas temperaturas, tampoco podía asistir a parques.

En 2010, la mujer y el menor no se presentaron a un encuentro que había sido acordado, por lo que se fijó una nueva audiencia a la cual, la mujer tampoco se presentó; se volvió a fijar una nueva fecha de encuentro, en la que la mujer sí asistió pero el hombre no.

Una juez de primera instancia determinó que ambos debían cumplir el régimen de contacto consensuado para no afectar al menor. 

En el fallo de primera instancia, la Justicia condenó a la mujer a pagar $120 mil más intereses y costas, pero el hombre reclamó una suma mayor debido al daño psíquico, tratamiento psicológico, gastos de farmacia y asistencia y daño moral. 

El hombre ha recurrido a tratamiento psicológico debido al sufrimiento por no convivir con su hijo.

Luego, el fallo de Cámara determinó que el hombre padece síndrome de ansiedad de origen reactivo y actualmente se encuentra en un extenso y frustrante conflicto.

La resolución emitió que además, sufría de minusvalía psicológica, por lo que la cifra se elevó a más de $555 mil. En relación al daño moral, la cifra ascendió a $500 mil por el daño que implica la falta de su hijo, y además, se agregaron otros $2.500 por los gastos de farmacia y asistencia.

El tribunal declaró que los intereses empiezan a devengarse desde el 12 de diciembre de 2005, cuando se le notificó a la madre del mejor, el incumplimiento en el régimen de visitas.

Comentarios