Viral

Twitter 'enloquece' por presunto escape de la muñeca real Annabelle de museo

Annabelle, la muñeca real que inspiró la saga de ‘El Conjuro’ desapareció de la vitrina del museo en el que estaba y todo Twitter enloquece por saber de ella.

Avatar del

Por: Redacción

Annabelle, la cual se encuentra en una vitrina en un museo de Estados Unidos, es la muñeca más temida en todo el mundo, pero en redes sociales circulan rumores de que desapareció. Foto: Especial.

Annabelle, la cual se encuentra en una vitrina en un museo de Estados Unidos, es la muñeca más temida en todo el mundo, pero en redes sociales circulan rumores de que desapareció. Foto: Especial.

Estados Unidos.- La mañana de este viernes, a través de Twitter se informó que la muñeca más temida de todo el mundo, Annabelle, desapareció de la vitrina que la resguardaba en el museo de los Warren en Connecticut. La noticia se volvió tendencia en redes sociales.

Algunos internautas afirman que la desaparición de Annabelle fue hace un año y hay quien se aventura a decir que la muñeca fue robada para utilizarla en un rito satánico.

Esta muñeca se convirtió en la principal protagonista e impulsora de las tramas en la saga cinematográfica ‘El Conjuro’. Pero el público también sabía que la muñeca real que inspiró a Annabelle permanecía encerrada en una caja de madera y cristal, en el museo del matrimonio Warren. Eso habría cambiado en las últimas horas.

De acuerdo con un post que al parecer surgió en Facebook, pero que nadie parece encontrar, ni con links o pantallazos, la muñeca reconocida como un conducto para canalizar el mal en la tierra ‘escapó’ desde la galería de los reconocidos investigadores paranormales.

Lorraine Warren posa junto a la muñeca Annabelle para una foto. Foto: Especial.

O, más bien, alguien hurtó a Annabelle con fines de concretar rituales satánicos, dado el cultivado perfil de horrores que posee la muñeca.

Sucesos paranormales con la muñeca Annabelle

Los sucesos vinculados a Annabelle partieron en 1970, cuando una madre compró en una tienda especializada una vieja muñeca de trapo, de la tradicional línea Raggedy Ann, para regalársela a su hija Donna, de 20 años, que estudiaba enfermería. La joven la llevó al departamento que compartía con su amiga Angie.

 Con el pasar de los días comenzaron a darse sucesos extraños. La muñeca, que siempre era dejada por su dueña en el dormitorio o en un sillón en una posición horizontal y con las piernas cruzadas, aparecía misteriosamente en el comedor, en posición vertical o de pie, o bien arrodillada en la puerta de entrada, como si tuviese vida.

Después aparecieron los mensajes escritos en un papel de pergamino, con una letra de niño pequeño, que decían: ‘Ayúdanos’ y ‘Ayuda a Lou’ (Lou era el nombre del novio de Donna).

También se encontró a la muñeca con gotas de sangre en su pecho y manos, por lo que optaron por buscar una médium, que tras una sesión de espiritismo en el lugar, les informó que el presunto espíritu que animaba a la muñeca correspondía el de una niña de siete años llamada Annabelle Higgins, quien había muerto trágicamente en años previos.

El espíritu también manifestó su comodidad viviendo con Angie y Donna, por lo que quería seguir con ellas. Compadecidas por la historia de la niña muerta, las mujeres accedieron pero la muñeca escondía algo más.

Lou fue atacado por la muñeca, intentó estrangularlo mientras dormía. Cuando volvió al hogar de su novia, un repentino dolor en el pecho le hizo abrirse la camisa para descubrir que estaba lleno de sangre, producto de siete marcas de garras distintas, tres verticales y cuatro horizontales, que le desgarraban la piel como si fueran quemaduras.  

Donna y sus amigos pidieron ayuda a la Iglesia, quienes los pusieron en contacto con Ed y Lorraine Warren, la pareja de inmediato dio con el problema: el espíritu que se apropió de la muñeca no era el de una niña, sino que una presencia diabólica no humana que deseaba poseer el alma de Donna.

Ed y Lorraine se llevaron a Annabelle a su casa, para proteger a los jóvenes, pero en el camino sufrieron los embates de compartir con la muñeca: el motor, la dirección y los frenos de su auto comenzaron a fallar y los desperfectos sólo cesaron cuando Ed le lanzó agua bendita a la muñeca. Ya en el hogar de los Warren, continuaron las manifestaciones: levitó al menos un par de veces y se movía por diferentes habitaciones de la casa, incluyendo el asiento de Ed Warren.

Llamaron al sacerdote Jason Bradford para que concretara un exorcismo. Pero el religioso se burló.

Es sólo una muñeca de trapo. No puede hacer daño a nadie”. Poco después, su auto sufrió un desperfecto en los frenos y se salió de la carretera. El cura sobrevivió de milagro.

Los Warren, fundadores de la Sociedad de Investigación Psíquica de Nueva Inglaterra, finalmente, optaron por construir una urna de cristal y encerraron allí a Annabelle.

Con los años se transformó en una de las principales atracciones del famoso museo del ocultismo de Connecticut, lugar donde permanece en la actualidad. Nunca más volvió a moverse.

La noticia tiene ‘alterados’ a internautas que reaccionaron en Twitter.

MDHT

8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?